x

Minería, industrias y energías renovables: las áreas que abordarán los primeros CFT del Estado

Planteles tendrán entre 400 y 3 mil alumnos y costarán cerca de $8 mil millones. Experta llama a revisar bien cuál es la oferta laboral de la industria local. 

(El Mercurio) Mañana, la comisión de Educación de la Cámara votará el proyecto de ley que crea 15 centros de formación técnica (CFT) en el país. Sin embargo, este trabajo ya tiene avances concretos, pues a fines de abril las universidades de Antofagasta, La Serena, Playa Ancha, Talca y Magallanes entregarán al Gobierno sus propuestas para la creación de los cinco primeros recintos, y cuyos informes ya están avanzados.

Por ejemplo, el vicerrector de la U. de Antofagasta, Hernán Sagua, explica que el CFT se emplazará en Calama y se enfocará en la minería y energías renovables. “Tenemos una oferta de la Corfo para instalar una plataforma de energía solar en el desierto, y eso nos hace augurar que habría trabajo para esto”, dice.

Sin embargo, también incluiría carreras para técnicos en Enfermería y asistentes de párvulos. Según las proyecciones, el recinto tendría una matrícula de entre 400 y 600 alumnos, y su construcción y operación costará cerca de $9 mil millones.

En la zona centro del país, el prorrector de la U. de Talca, Pablo Villalobos, cuenta que el CFT se emplazará en Linares, pues esa ciudad concentra el 80% de las empresas del sector sur del Maule, y que definieron cinco áreas para los programas que impartirán: industria, fruticultura, administración, además de planes en enfermería y párvulos.

“Esta es la demanda sentida en el mundo empresarial y pueden ser carreras que permitan la movilidad de los estudiantes hacia otras regiones. Son carreras de nicho que cuentan con recursos del sector privado”, explica.

Añade que el recinto costaría cerca de $8 mil millones y que abriría de forma paulatina, pero que al cuarto año ya debería estar en pleno funcionamiento y con 650 alumnos.

En el sur, el coordinador del CFT de la U. de Magallanes, Ricardo Águila, explica que pondrán acento en ofrecer programas ligados a las energías renovables -este sector concentra el 18% del PIB regional-, la acuicultura, los servicios de salud para la tercera edad y el trabajo marítimo.

Águila dice que esta última carrera se explica porque “los navieros dicen que la única escuela que acredita tripulantes para que suban a las embarcaciones está en Valparaíso”, por lo que deben mandar a sus trabajadores a esa ciudad a obtener el permiso para navegar.

El CFT estará en Punta Arenas, pero tendría tres sedes provinciales: Puerto Natales, Porvenir y Puerto Williams. A plena capacidad, podría recibir a tres mil alumnos, pues planean que funcione en tres jornadas.

Buscando el foco

Determinar con certeza cuáles son las necesidades locales será clave para que los 15 centros de formación técnica sean exitosos. Así lo explica la gerenta general de Laborum, María Angélica Zulic, quien señala que hay experiencia exitosa de instituciones que se han aliado con sectores como la minería, el retail y la banca, para formar a los profesionales que ellos necesitan.

“Si tienes un CFT que no está alineado con las reales necesidades de perfiles que requieren para distintos cargos dentro de un rubro específico, claramente vas a tener cesantía en gente capacitada, pero que no tiene las herramientas técnicas asociadas con un rubro específico”, explica.

Zulic también postula que al determinar el nicho de sus carreras, y no una amplia gama de programas, “te capacitas en competencias que son mucho más especializadas, y posteriormente logras que el CFT tenga claramente la posibilidad de mostrar hacia sus postulantes, sus estadísticas de colocación de egresados”, que serían altas, dice.

Según un estudio de Laborum, las ofertas laborales del primer trimestre se concentraron en las áreas de finanzas bancarias y en administración de empresas. En Antofagasta también hubo demanda por cupos en mecánica (10% de la oferta), mientras que en la Región del Maule se ofrecieron cargos relacionados con contabilidad (11%), al igual que en Magallanes (14%).

Mientras, según los datos del portal Mi Futuro del Mineduc, la carrera de técnico en Prevención de Riesgo fue la más demandada en 2014, captando a 21.313 alumnos nuevos, mientras que técnico en Enfermería matriculó a poco más de 20.500 estudiantes nuevos. Además, los técnicos en Logística y Control Industrial fueron los que tuvieron mayor empleabilidad al año de haberse titulado (92,4% y 90,6%, respectivamente).

Comentarios

[miniorange_social_login apps="linkin" shape="longbuttonwithtext" view="horizontal" theme="default" space="10" width="340" height="35" color="000000"]