Con reasignación y Ley del Cobre se costearán los US$1.500 millones para reconstruir el norte

Gobierno enviará la próxima semana al Congreso propuesta para usar US$ 500 millones de la Ley Reservada del Cobre. El resto serán ajustes de Presupuesto de este año, 2016 y 2017.

(Diario Financiero) A dos semanas de decretarse estado de catástrofe en el norte del país por las fuertes lluvias que afectaron a la II y III región, el Ejecutivo ya le puso cifras preliminares al costo que involucrará levantar las zonas afectadas: en total, serán US$ 1.500 millones el gasto fiscal involucrado en el proceso, cifra cercana a la revelada por el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, a parlamentarios en el almuerzo de coordinación del lunes en Teatinos 120.

Según el jefe de las finanzas públicas, un tercio del gasto se financiará con una norma especial que se enviará al Congreso la próxima semana -con discusión inmediata- para traspasar US$ 500 millones de recursos de la Ley Reservada del Cobre a los ingresos generales de la nación.

Dicho mecanismo ya se utilizó para financiar el proceso de reconstrucción tras el terremoto del norte y el incendio en Valparaíso que azotaron dichas zonas entre abril y marzo del año pasado, proceso que costó al Fisco unos US$ 1.244 millones.

[Caserones trabaja en restitución de sistemas de alcantarillado y agua potable en Los Loros]

“De la misma manera que fuimos capaces de enfrentar el terremoto en el norte el año pasado, y el incendio en Valparaíso, que sumando las dos catástrofes significaron comprometer recursos en torno a los US$ 1.200 millones, vamos a financiarlo de manera responsable”, aseguró Arenas en el marco de una sesión especial del Senado para abordar la catástrofe, en la que participó junto a los titulares de Interior, Rodrigo Peñailillo, y de Defensa, Jorge Burgos.

En la oportunidad, el secretario de Estado especificó que al igual que los desastres naturales de 2014, el resto de los recursos serán obtenidos vía reasignaciones presupuestarias, echando mano al erario nacional de este año y de los dos próximos ejercicios (2016 y 2017).

“Asimismo, si fuera necesario, se destinarán recursos del Presupuesto 2018 para afrontar la reconstrucción”, aseguró en la Cámara Alta.

De esta manera, y tal como le anticipó a los parlamentarios el lunes, Hacienda descartó echar mano a los fondos soberanos para afrontar la contingencia.

“Estamos dando una señal de seguridad, de protección social, de estabilidad para los ciudadanos que hoy día están damnificados por la catástrofe del norte. El Ejecutivo está trabajando en “distintas dimensiones y el gobierno hoy no solo está en terreno, sino que está trabajando”, afirmó tajante el jefe de Teatinos 120.

Ante los senadores, Arenas comprometió que habrá un fuerte impulso de parte de la inversión pública en el proceso de levantar el norte.

“Hoy estamos avanzando aceleradamente en los temas de agua potable, en los temas de alcantarillado, en el despeje de las carreteras, en la reconstrucción y reparación de las viviendas y, por cierto, inversiones de esta magnitud van a significar repriorizar proyectos que vayan atender lo más importante, que son los problemas que aquejan a los ciudadanos”.

Medidas adicionales

En la instancia, el ministro de Hacienda enumeró doce medidas implementadas por los servicios dependientes de la repartición para ir en ayuda de los damnificados del norte del país.

Por el lado del Servicio de Impuestos Internos (SII), destacó la postergación del pago de contribuciones en las zonas afectadas desde el 30 de abril hasta el 30 de junio para la primera cuota, mientras la segunda desde el 30 de junio al 31 de julio.

A esto se le agrega la ampliación del plazo para declarar el IVA hasta el 30 de abril y la condonación de multas e intereses de impuestos adeudados

BancoEstado, por su parte, dispondrá de líneas de crédito de emergencia a costo de fondeo, la postergación del pago de cuotas y dividendos a personas afectadas, además de facilidades para que los clientes hagan denuncias de seguros.

En tanto, la Tesorería General de la República implementará procesos especiales para los cobros judiciales e impuestos adeudados, la suspensión de remates -donde se demuestre la destrucción total de viviendas o terrenos-, además del diseño de convenios especiales para pago de obligaciones tributarias, entre otras medidas.

Senado: polémica por rol del gobierno

Una tensa sesión se vivió en la sala del Senado, luego de que los parlamentarios se enfrentaran por el rol del gobierno en el desastre natural que afectó al norte hace dos semanas.

El primero en disparar fue el senador de RN por la III Región, Baldo Prokurica, quien tildó de “lento” el actuar del Ejecutivo –particularmente la Onemi- durante la emergencia. “Chile no está preparado para estos desastres naturales. El actuar del gobierno ha sido lento, se sabía por meteorología lo que se venía y no se le informó a tiempo a la ciudadanía”, dijo.

Punto que fue contrastado por la senadora PS por la misma zona, Isabel Allende: “El gobierno estuvo en terreno desde el primer día de la emergencia. La misma presidenta de la República llegó a la zona. Es estéril la discusión sobre la actuación del gobierno”.

Por su parte, el senador UDI Iván Moreira criticó que el proyecto de ley para reformar la Onemi -enviado por el gobierno de Sebastián Piñera- se “entrampó” y pasó a ser “la última prioridad” cuando asumió el gobierno de la Nueva Mayoría.

En tanto, el senador independiente por la II Región, Pedro Araya, matizó la responsabilidad del Ejecutivo, planteando que “ni siquiera meteorología” podría haber anticipado el nivel de las precipitaciones en la zona.

“No aporta en nada al debate enfocarse en quién hace mejor la reconstrucción. Lo importante es levantar las zonas afectadas”.

Medidas de Defensa e Interior

En la sesión especial en el Senado, los titulares de Interior, Rodrigo Peñailillo, y de Defensa, Jorge Burgos, dieron cuenta de los avances en el proceso de reconstrucción de las zonas afectadas en el norte del país.

El jefe de gabinete señaló que a la fecha se han catastrado 11 mil familias para definir los beneficios y subsidios que recibirán del Estado. Asimismo, informó que a la fecha 5.500 efectivos de las fuerzas de orden y voluntarios se han movilizado para ayudar a reconstruir las zonas afectadas. “A eso se le suma el aporte para la compra de enseres por $ 1 millón y un aporte para la vestimenta también de $ 200 mil por familia, es decir, estamos hablando de $ 1.200.000”, señaló el titular de Interior.

En tanto, Peñailillo destacó que la conectividad en la zona se está retomando.

“La terrestre está muy avanzada y tenemos desde el tercer, cuarto día, conexión con los grandes centros urbanos, se ha avanzado hacia el interior, quedan pocas zonas del interior que conectividad total todavía no existe”.

Por su parte, Burgos señaló que en las próximas semanas se definirá que el Ejército traspase “paulatinamente” a Carabineros la gestión del toque de queda en algunas de las zonas afectadas, “cuando tengan los medios necesarios, porque están empleados hoy en otras cosas”. También informó que 3.989 efectivos del Ejército están desplegados en las zonas de catástrofe.

Comentarios

Conectate con