(El Mercurio) En el marco de la celebración del Día Mundial del Agua, el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, informó que se está desarrollando una política de construcción de desaladoras que ya comenzó en Copiapó.

Frente a esto comentó que “sabemos que las desaladoras también son necesarias en otras cuencas y lugares del país y en eso estamos trabajando y ya se comunicará”.

Undurraga agregó que “la sequía llegó para quedarse, pero debemos ser capaces como país de tener agua”. Por esa razón, destacó que realizan “un conjunto de acciones, con el foco en el Gran Valparaíso e Illapel”, zonas fuertemente afectadas por la escasez hídrica.

Estas medidas, según aseguró el secretario de Estado, deberán concretarse en un plazo “de aquí a mayo para salir de la zona de riesgo y garantizar el consumo en ambas ciudades”.

Además, el ministro del MOP afirmó que en materia de agua potable rural “se han destinado cerca de $120 mil millones para reparar más de un centenar de estos sistemas”.

En la misma línea, el ministro de Agricultura, Carlos Furche, detalló que hay 191 comunas declaradas en emergencia agrícola y adelantó que “debemos empezar a trabajar con el concepto de que vamos a tener menos agua hacia adelante por un efecto del cambio climático que es evidente”.

La celebración del Día Mundial del Agua se hizo en la Plaza de la Constitución y contó con la presencia de niños del jardín rural San Enrique de la comuna de María Pinto. Además, participaron los ministros del Medio Ambiente, Pablo Badenier, y de Energía, Máximo Pacheco, y la ministra de Minería, Aurora Williams, entre otras autoridades.

La actividad, inspirada en el tema “Agua y desarrollo sostenible”, sirvió también para relanzar la campaña “Yo cuido el agua” , impulsada por el Ministerio de Agricultura, y para que los asistentes pudieran recorrer diferentes módulos que expusieron sobre las posibilidades que existen para el ahorro y el buen manejo del recurso, tanto en el sector agrícola como en el uso doméstico.