x

Endesa se enfrenta en arbitraje a Collahuasi por costo de adaptación de central

Reclama un pago de US$ 70 millones, por la adaptación de una de sus centrales a la norma de emisión para termoeléctricas.

(Diario Financiero) A través de un juicio arbitral se resolverán las diferencias entre Central Tarapacá (Celta), filial de Endesa Chile, y la compañía minera Doña Inés de Collahuasi, la tercera mayor productora de cobre del país, ligada a Anglo American y Glencore.

[Collahuasi busca aumentar capacidad de apilamiento del área de lixiviación]

Las diferencias se arrastran desde mayo y tienen su origen en un cobro realizado por la filial de Enersis para financiar la adaptación de la unidad termoeléctrica a la nueva norma de emisiones.

La firma pide que la minera le pague US$ 72 millones en cuotas, lo que corresponde a la parte proporcional de las inversiones que Celta debe asumir en virtud de la norma emitida en 2011.

Su principal argumento es que en los contratos firmados con la cuprera, en 1995 y 2001, “las partes han establecido una relación contractual de largo plazo, caracterizada por el equilibrio económico que debe existir en sus prestaciones recíprocas”.

Consultados por este tema en la minera dijeron “obtener la energía para su funcionamiento desde el Sistema Interconectado del Norte Grande (SING), a través de contratos de suministro eléctrico con distintos proveedores, entre ellos Celta, filial de Endesa. Celta y Collahuasi se encuentran en un proceso arbitral iniciado por Celta. Se espera una resolución dentro del año 2015”.

En la eléctrica, que esta semana entregó un equipo a la Dirección General de Aguas, que mide en tiempo real extracciones desde el embalse de la laguna del Maule, se remitieron a lo que está consignado en su estado de resultados de 2014.

Desde que fue interpuesta la demanda, la minera contraatacó con su propio juicio, donde señala que “Celta ha infringido la prohibición de invocar como precedente lo acordado en las modificaciones a los contratos de suministro de 2009, reservándose el derecho de discutir y probar el montos de los perjuicios”.

Luego se ha avanzado en ambos procesos con la presentación de documentos, réplicas y dúplicas.

Primer caso

Este es el primer caso que se conoce en que una generadora eléctrica intenta traspasar a su cliente el costo de la adaptación a una norma.

En la industria comentan que la situación es extraña, por cuanto Celta no estaría aplicando este cargo a otros de sus clientes, que son más pequeños que la minera.

Además, según comentan fuentes, otras eléctricas con las que Collahuasi tiene contratos, tampoco le estarían cobrando algún adicional por el citado concepto.

La situación recordó el arbitraje entre Caserones y Endesa Chile, donde esta última también buscó traspasar el mayor costo del sistema.

En octubre ambas partes llegaron a un acuerdo, que para la minera de capitales japoneses implicará un alza de entre US$ 1,8 millón a US$ 2 millones en su costo anual de suministro eléctrico, según indicó Lumina Copper como hecho posterior en sus resultados a septiembre.

Comentarios

Conectate con