x

50% de los 954 pequeños mineros del cobre podría salir del mercado

Ocurriría en el corto plazo si la caída del cobre se sigue profundizando y el precio de sustentación se mantiene en US$ 2,73 por libra, estiman en Sonami.

(El Mercurio) La mitad de los 954 pequeños mineros que producen cobre en Chile podrían salir del mercado en el corto plazo, estiman en la Sociedad Nacional de la Minería (Sonami). Esto, en caso de persistir la brusca caída del precio y considerando la decisión del Gobierno de fijar el precio de sustentación en US$ 2,73.

Ayer el presidente de la entidad, Alberto Salas, junto al vicepresidente de Sonami, Patricio Céspedes, se reunieron con las asociaciones mineras y acordaron solicitar al Ministerio de Hacienda modificar el precio de sustentación y elevarlo a US$ 3,07 por libra, valor que fue el establecido para elaborar el Presupuesto del país. La modificación sería lo único que podría revertir la salida del mercado de 50% de los pequeños productores de cobre, estiman en el gremio.

En lo que va del año el cobre exhibe un precio promedio de US$ 2,63 por libra, y la baja afecta con mayor intensidad a este segmento de la minería, puesto que no tiene capacidad financiera ni acceso al crédito para enfrenar este escenario. El precio de sustentación es un mecanismo que establece Hacienda con Minería y opera a través de la Empresa Nacional de Minería (Enami). Con este se activa un crédito de hasta 30 centavos por libra y su recuperación opera automáticamente con descuentos en las tarifas de compra cuando el cobre supera el precio de largo plazo.

En la crisis de 2009 se activó por última vez este mecanismo, y al finalizar el período la pequeña minería efectuó una devolución -tras cancelar capital más intereses- de US$ 1,5 millones. Ayer, Salas solicitó a Enami la devolución inmediata de ese monto pagado en exceso por la aplicación del precio de sustentación en 2009.

Consultado el Gobierno por la decisión de establecer el precio en US$ 2,73, declinó referirse al tema.

Los afectados

En 2014 se registraron un total de 1.087 productores que comercializaron sus minerales en Enami. De estos, 954 se dedican al cobre y 133 al oro. En Sonami estiman que por no contar con el precio de sustentación de largo plazo -en US$ 3,07 por libra-, la mitad de estos mineros podría salir del mercado. La cifra considera que algunos de los actuales productores de cobre vean alternativas en el negocio aurífero.

El año pasado la pequeña minería comercializó en Enami aproximadamente 3,2 millones de toneladas de minerales y productos de cobre, y 0,2 millones de toneladas minerales y productos de oro. Estas cifras representaron en ese año una producción equivalente a 55.500 toneladas de cobre fino y 1,5 toneladas de oro.

Los pequeños productores se concentran principalmente en las regiones de Antofagasta, Atacama, Coquimbo y Valparaíso. Por ende, si no se corrige el precio de sustentación y, en consecuencia, estos mineros dejan el mercado, los actuales niveles de cesantía de estas regiones verían incrementos, produciendo un efecto adverso en la economía.

Durante la crisis de 2009, el precio del cobre cayó abruptamente a un promedio de US$ 1,52 por libra durante seis meses. En ese entonces, el Gobierno sustentó la actividad a un precio de largo plazo de US$ 1,99 por libra, y entregó un crédito máximo de 30 centavos de dólar. En Sonami advierten que en esa ocasión el número de faenas disminuyó de 1.800 a 1.120, y que estas se recuperaron parcialmente durante 2010, hasta alcanzar los 1.500 productores.

Pronósticos en precios

Un ajuste a la baja de sus estimaciones para el precio promedio del cobre para 2015 anunció la semana pasada la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco). Mientras en septiembre pasado proyectaron un promedio de US$ 3 por libra, ahora prevén un valor de US$ 2,85 por libra, lo que se tradujo en una baja de 15 centavos por libra. Para 2016, en tanto, proyectaron un promedio de US$ 2,8 por libra.

En el sector tienen esperanza de que el precio promedio del cobre repunte durante el segundo semestre. La caída sustantiva, entre otras cosas, responde a la baja en el precio del petróleo, la apreciación del dólar, la desaceleración económica en China, y a una mayor oferta de este metal en el mundo.

Comentarios

Conectate con