x

Brasil: Producción industrial anota mayor caída desde 2009

Durante 2014, la actividad en fábricas y minas retrocedió 3,2%.

(Pulso) La producción en fábricas y minas de Brasil durante 2014 se contrajo un 3,2% frente a 2013, según datos entregados el martes por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

La actividad industrial descendió en 17 de 24 segmentos a nivel mensual. El sector automotor, con -16%, y el de fabricación de productos de metal, con -9,8%, estuvieron entre los que más contribuyeron al declive.

La producción de bienes duraderos, que se correlaciona estrechamente con el índice de confianza del consumidor, descendió 9,2%.

La cifra de producción es peor a la esperada por los analistas encuestados por el Banco Central de Brasil, que preveían un descenso de  sólo 3%. Se trata del cuarto mes seguido en que los datos no cumplen con las expectativas del mercado.

Complejo escenario económico

En enero la confianza del consumidor cayó a su nivel más bajo desde que comenzó la medición del dato en 2005. La Fundación Getulio Vargas (FGV) manifestó que el indicador descendió a 89,8 en enero desde 96,2 en diciembre, lo que marca un declive casi constante desde abril de 2012. En tanto, la confianza industrial brasileña continúa cerca de mínimos históricos.

Este mes el Fondo Monetario Internacional (FMI) bajó su expectativa de crecimiento para Brasil en 2015, y pasó de 1,4% esperado en su proyección de octubre a 0,3% en enero, por la creciente amenaza de un retiro de capitales y el impacto por la desaceleración de China. A su vez, el déficit comercial del país se situó en los US$3.174 millones, según anunció esta semana el Gobierno.

Problemas estructurales difíciles de solucionar, como una producción industrial internacional más dura y competitiva, infraestructura precaria a nivel local, y altos costos fiscales y laborales, son los motivos que  los fabricantes locales identifican como los grandes obstáculos para el crecimiento.

La mayoría de los expertos plantean que el sostenido declive de la producción industrial brasileña en los últimos tres años no va a cambiar de dirección en el corto plazo, debido a la baja de los precios de las materias primas y el endurecimiento de la política fiscal. Según algunos analistas la economía local entrará en recesión durante este año.

Comentarios

Conectate con