x

Banco Mundial recorta bruscamente sus proyecciones para PIB chileno en 2015 y 2016

Las principales economías latinoamericanas registraron caídas en sus pronósticos, lo que arrastró a la cifra para toda la región.

(Diario Financiero) Una fuerte revisión a la baja realizó el Banco Mundial a sus proyecciones de crecimiento para las principales economías del mundo, incluido Chile, con Estados Unidos como la única excepción.

En el informe bianual Perspectivas Económicas Mundiales, el organismo rebajó su estimación para el PIB global desde 3,4% a 3% en 2015, que de todos modos sería una mejora desde la tasa de 2,6% del año pasado. El mundo avanzaría 3,3% en 2016 –en junio se auguraba 3,5%–, para desacelerarse a 3,2% en 2017.

El pronóstico para Chile fue recortado desde 4,5% a 2,9% para este ejercicio y desde 5% a 3,8% para el próximo. La economía local tomaría un impulso hasta 4,2% en 2017. Si bien las previsiones para los principales mercados latinoamericanos fueron reducidas, Chile destaca por haber registrado la cuarta mayor corrección para 2015, detrás de Venezuela, Argentina y Brasil, y la segunda mayor para 2016, después de Venezuela y al mismo nivel que Argentina.

El organismo explicó que los productores de petróleo, metales y carbón, entre los que mencionó a Chile, “podrían eventualmente tener problemas para mantener altas tasas de crecimiento post crisis”.

[Expertos recortan a 2,6% PIB para 2015 y proyectan débil primer trimestre]

En cuanto a América Latina y el Caribe, el Banco Mundial afirmó que se desaceleró notoriamente el año pasado hasta 0,8%, pero con marcadas diferencias entre las subregiones. El dinamismo de América del Sur se ralentizó bruscamente debido a factores internos que se vieron agudizados por el menor crecimiento de los principales socios comerciales y el descenso en los precios de las materias primas.

Un repunte en las exportaciones impulsado por la recuperación en los países desarrollados y firmes flujos de capital deberían elevar el PIB del bloque a 2,6% entre 2015 y 2017. La entidad advirtió que una desaceleración más fuerte a la esperada de China y una disminución más pronunciada de los precios de los productos básicos representan importantes riesgos a la baja.

Países industrializados

Estados Unidos fue la única gran economía que experimentó una revisión al alza para 2015. La organización espera que la mayor potencia del planeta se expanda 3,2%, lo que se compara con una ganancia de 2,4% en 2014 y con el augurio de 3% realizado hace seis meses. El ritmo bajaría a 3% el próximo año y regresaría a 2,4% en 2017.

Diversos factores apoyan la recuperación estadounidense. La política fiscal, que fue una carga para la economía en 2012 y 2013, se está relajando hasta una postura casi neutral entre 2014 y 2015. Las condiciones del mercado inmobiliario han mejorado y los menores precios del petróleo están alentando los ingresos reales de los hogares, por lo que el consumo privado se mantendrá como la principal fuente de crecimiento durante este año.

Las tasas de inversión deberían aumentar, pero todavía se ubicarían por debajo de los niveles alcanzados antes de la crisis. El fortalecimiento del dólar limitará las exportaciones netas y los bajos precios del crudo afectarán negativamente el gasto en el sector energético.

Luego de crecer 0,8% en 2014, el PIB de la zona euro treparía 1,1% este año, por debajo del vaticinio previo de 1,8%, y 1,6% en los dos años posteriores. El Banco Mundial detalló que las preocupaciones sobre las perspectivas a largo plazo y los legados de la crisis, especialmente los dañados balances y el alto desempleo, pesan sobre una frágil recuperación y reducen los esperados beneficios del combustible más barato.

En el caso de Japón, se presagia que la actividad subiría 1,2% y 1,6% en 2015 y 2016, respectivamente –en línea con las anteriores proyecciones–, impulsada por el menor costo del petróleo, las reformas gubernamentales y el estímulo monetario. La tercera economía del mundo se ralentizaría a 1,2% en 2017 debido a la implementación del segundo incremento en el impuesto a las ventas.

Expansión de China caería bajo 7% en 2017

Luego del fuerte frenazo que vivieron los mercados emergentes el año pasado, este grupo debería volver a las tasas cercanas a 5% en los próximos tres ejercicios. El Banco Mundial proyecta que estas naciones se expandirán 4,8% en 2015, luego de haber crecido 4,4% en el ejercicio previo. El ritmo se aceleraría a 5,3% y 5,4% en 2016 y 2017, respectivamente.

El bloque estará liderado por la región del este de Asia y el Pacífico, que registraría un avance de 6,7% en el horizonte analizado.

La institución estima que la expansión de China caerá por debajo de 7% en 2017 desde la tasa de 7,4% que habría anotado el año pasado. El descenso se explicaría por los esfuerzos de las autoridades locales por reequilibrar la economía desde la inversión hacia el consumo interno.

El sur de Asia, que incluye a India, crecería 6,1% este año luego de haber subido 5,5% en 2014. El PIB se incrementaría 6,6% y 6,8% en los siguientes ejercicios.

Más atrás quedaría la región de África subsahariana, que repuntaría desde 4,5% el año pasado a 5,1% en 2017.

Comentarios

Conectate con