(Diario Financiero) La interconexión de los mayores sistemas eléctricos del país, los interconectados Central (SIC) y del Norte Grande (SING), aparece como una opción para sortear el déficit de abastecimiento que se vislumbra, especialmente en la zona centro, debido a la complejidad para instalar nueva capacidad de generación.

En ese marco, la línea que la generadora E-CL impulsa para traer al centro del país energía que produce en el norte, donde la demanda es la escasa, corre con ventaja para concretar la unión de ambas redes.

Por estos días la gestora de esta iniciativa, que considera una inversión aproximada de US$ 700 millones, está bajo la lupa de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), que abrió una investigación para aclarar la veracidad de la información sobre el avance de este proyecto que la filial de GDF Suez le ha entregado al regulador financiero y a los organismos del sector.

[CEO de GDF Suez Andino: Interconexión SIC-SING podría hacer bajar los precios]

Las pesquisas de la SEC, que hasta ahora consideran el envío de oficios a la empresa, el Centro de Despacho Económico de Carga (CDEC) del SIC y a la Comisión Nacional de Energía (CNE) con un plazo de 10 días para responder, se originaron en la denuncia de un desarrollador de Energías Renovables No Convencionales (ERNC), que busca instalar un parque solar en la zona de Diego de Almagro, el cual ya cuenta con permiso ambiental.

Proyecto en peligro

Inversiones Los Coihues, una empresa de ingeniería y montajes, titular del proyecto Sierra Soleada (48 MW y US$ 110 millones de inversión), acusa a E-CL de entregar información falsa respecto del estado del citado tendido, materia que la SEC debe dilucidar.

Lo anterior, dice la denunciante, considerando que en enero de 2014 la generadora informó a la SVS y a otras entidades eléctricas, que había dado la orden de proceder con la construcción (incluidas obras tempranas por US$ 20 millones) de la línea de 580 kilómetros de extensión, que por sus características técnicas es viable para ser incluida en el sistema troncal, viabilizando así la interconexión SIC-SING.

[E-CL invertirá hasta US$1.800 millones para abastecer al SIC]

Esta situación se contraviene con las declaraciones que a mediados de diciembre hizo en este medio el nuevo gerente general de E-CL, Axel Leveque, quien dijo que la línea está en fase de ingeniería de detalle y que las obras empezarían hacia abril de este año, lo que dio pie a la denuncia.

Luis Silva, gerente general de Los Coihues, explicó que el aviso de hace un año dio pie a la inclusión de este tendido en procesos de fijación de precio de nudo de corto plazo y de tarificación troncal, provocando en el primer caso una baja en las proyecciones de costos marginales (a los que se vende la energía en el sistema). En el segundo caso, la instalación fue considerada como interconexión, lo que adelantó en tres años, a 2018, el peaje o pago por uso de las líneas eléctricas que corre por parte de las generadoras.

“No esperábamos ser usuarios de la línea de E-CL. El real impacto que tenemos es la baja de tarifas producto de la declaración en construcción, que ha complicado conseguir financiamiento. Para nosotros es muy sensible la tarifa de la energía, al punto que nuestro proyecto cambia su rentabilidad si la línea está lista a comienzos del 2017, a fines de ese año o en 2018″, aseguró el ejecutivo.

Arriesga multas

Consultada la SEC dijo que en este proceso E-CL arriesgaría al menos una multa, mientras que la empresa respondió que no ha entregado información falsa, pues “la declaración de la línea en construcción cumple con todos los requisitos reglamentarios, conforme a la realidad del proyecto a la fecha de declaración hecha por E-CL”.

Agregaron que en esta presentación acompañaron todos los antecedentes relacionados con el contrato asociado a la construcción de la línea, lo que demuestra la seriedad de la iniciativa. “No haber informado el carácter ‘en construcción’ sí habría significado omitir información relevante para los estudios que realiza la Autoridad”, puntualizaron.

Desarrollo de esta iniciativa

Sociedad con AES Gener En abril de 2011 GDF Suez y AES Gener le presentaron a las autoridades de la época el proyecto para construir esta línea, que les permitiría traer hasta el Sistema Interconectado Central (SIC) energía que ambas producen en el norte. Esto ante las crecientes dificultades para concretar capacidad de generación en el centro del país.

Buscando interesados Luego que AES Gener decidió restarse de la iniciativa, en 2013 GDF Suez salió a buscar clientes eléctricos o a usuarios del tendido que gestionan como una línea adicional, a la espera de que el gobierno pudiera declararlo como la interconexión, lo que permitiría mejorar su sistema de financiamiento. En julio de ese año obtuvieron los permisos ambientales.

Traspaso del proyecto En diciembre de 2013, E-CL, filial de GDF Suez, tomó la riendas del proyecto al ejercer una opción de compra de la iniciativa de transmisión que unirá las zonas de Mejillones y Copiapó, por US$ 12 millones.