x

SII pide tomar declaración a representantes legales de SQM y de sociedad de Ernesto Silva

Según registro de Dicom, el presidente de la UDI aparece en esa figura junto a William Díaz. La Fiscalía evalúa la citación.

(La Tercera) En la última página de las 22 que tiene la querella por delitos tributarios presentada el viernes por el Servicio de Impuestos Internos (SII) en contra del ex subsecretario de Minería Pablo Wagner y su cuñada, María Carolina de la Cerda, se solicitan diligencias a la Fiscalía. La quinta de ellas pide “citar a los representantes legales de las sociedades Administradora Genésis Capital S.A., Génesis Partners S.A., Sociedad Química y Minera de Chile S.A. y a la sociedad Díaz Moulian Silva y Wagner Gestores Ltda, para que declaren en relación a los hechos expuestos en la presente querella”.

De acuerdo con el registro de sociedades en Dicom, los representantes legales de Díaz Moulian Silva y Wagner Gestores son el economista William Díaz y el presidente de la UDI, Ernesto Silva. Esto implica que el diputado gremialista podría ser convocado a la Fiscalía Oriente para prestar declaración respecto de las cuatro boletas que María Carolina de la Cerda emitió a nombre de la empresa y que facilitó a Wagner.

Según fuentes vinculadas con la investigación del denominado Caso Penta, la Fiscalía está evaluando una citación a Silva, especialmente luego de que Wagner, en su declaración del viernes, le contara al fiscal Carlos Gajardo que Silva, junto a los demás socios, aprobó los pagos a través de boletas de su cuñada.

Quien no había declarado ante Gajardo, pero sí lo hizo delante de funcionarios del SII, fue María Carolina de la Cerda. En declaración voluntaria del 20 de noviembre pasado, reconoció que nunca prestó ningún servicio y que tenía una alarma en el celular especialmente activada para recordarle emitir boletas para su cuñado. “Yo no presté ningún servicio por estas boletas. Las comencé a emitir a petición de Pablo Wagner, mi cuñado (…) Era yo quien emitía las boletas de honorarios, según la glosa y montos que me dio la primera vez Pablo, y después seguí ocupando los mismos. Yo le enviaba por correo electrónico las boletas a Pablo, pero desconozco si era él quien las enviaba a Penta”, declaró.

El dinero pagado contra las 59 boletas impugnadas por el SII -de un valor total de $ 120.166.666- no fue integrado a la declaración de renta de Wagner, generando así un perjuicio fiscal de $ 15.406.759. Estas facturas fueron remitidas a siete sociedades, entre ellas, tres del grupo Penta y SQM, que le pagó $ 8.333.334 a Wagner por medio de una boleta que data del 21 de julio de 2009, según el SII.

Comentarios

Conectate con