Opción de Alfredo Moreno a la CPC se diluye y Alberto Salas queda corriendo solo

La llegada del ex canciller como presidente del Banco Penta, anunciada la semana pasada, fue la ratificación de que su eventual candidatura ya no estaba en pie. Por su parte, timonel de la Sonami contaría con el apoyo de varias ramas.

(Pulso) La notificación la semana pasada, a través de un hecho esencial enviado a la Superintendencia de Valores y Seguros, de la llegada de Alfredo Moreno como presidente del Banco Penta en reemplazo de Carlos Alberto Délano, fue la confirmación para muchos al interior del empresariado, de que la posibilidad de que el ex canciller de Sebastián Piñera fuera una carta para la elección de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) de marzo próximo se había enfriado al máximo.

La idea surgió hacia mediados de noviembre entre un grupo de empresarios y se vio refrendada a fines de ese mes, tras la exitosa y comentada presentación de Moreno en la Enade 2014. En la ocasión, el ex ministro de Relaciones Exteriores puso su mirada en el mediano plazo y también defendió los avances de Chile en los últimos 30 años.

A partir de ahí sus promotores realizaron una fuerte labor testeando su nombre a nivel de los distintos gremios y de los grandes grupos económicos, encontrando en general una muy buena acogida. Moreno es percibido como un hombre de amplia experiencia negociadora, con conocimientos técnicos sólidos y una visión de país que representa el sentir del sector privado.

Sin embargo, desde un principio quedó claro que su eventual postulación tenía dos “contras” importantes: precisamente su reciente relación con el grupo Penta, que ya venía siendo investigado por el caso que lleva su nombre, y su identificación política con el ex Presidente Piñera.

Fuentes empresariales confirman que la opción de Moreno a la CPC se diluyó y señalan que habría sido el primero de los anteriores factores el que más pesó al respecto, por cuanto el ex canciller no habría estado disponible para desvincularse del grupo Penta, lo que quedó ratificado con la noticia del martes 30 de diciembre, de asumir más y nuevas responsabilidades en ese conglomerado.

Otro hecho que habría motivado que se debilitara su alternativa, indican al interior de un gremio de la CPC, es que sus promotores no consiguieron el apoyo de Jean Paul Luksic, presidente de Antofagasta Minerals, quien habría reivindicado el nombre de Alberto Salas, actual timonel de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), como futuro reemplazante de Andrés Santa Cruz. Quienes levantaron su nombre buscaban un consenso y una unanimidad que finalmente no lograron, explican en el sector privado.

Con ello entonces, el camino de momento aparece despejado para Salas, que queda corriendo solo para llegar a la cabeza de la multigremial en marzo próximo. “Quedan 25 días para que concluya enero y se ve muy poco probable, por no decir imposible, que alguien levante una candidatura alternativa en tan corto plazo”, manifiesta una fuerte gremial. Si bien hasta ahora el presidente de la Sonami no ha explicitado su opción, en privado ha reiterado su disposición para el cargo. En el sector privado se comenta que, en general, contaría ya con el apoyo de la minería, la industria, el comercio y probablemente también la construcción. Las dudas estarían en el agro y la banca.

Comentarios

Conectate con