x

Perú enfrenta desaceleración con rebaja de impuestos

Al 2019 el tributo que pagan las empresas quedaría en 26%. Y las personas pagarán 8% de impuesto a la renta en vez de 15%.

(La Tercera) La enfermedad es la misma, el remedio también, pero a la inversa.

Perú se ha desacelerado al igual que los demás países de la región, aunque aún exhibe cifras mejores que Chile.

Para el tercer trimestre el mercado espera que la economía peruana se expanda 1,7%, según un sondeo de Bloomberg, un crecimiento mayor al 0,8% de nuestro país. Hacia el cierre del año, la expectativa es de 2,9% para la primera y de 1,8% para el segundo.

En ese contexto, el gobierno peruano anunció a mitad de semana, y ayer fue ratificado por el Comité de Ministros, una medida que ha sido calificada de “audaz” por el mercado, y que apunta a dinamizar la economía y a recuperar la confianza empresarial.

Se trata de una reforma tributaria para reducir los impuestos a las empresas y personas.

La propuesta considera que a partir del próximo año el impuesto a la renta que pagan las empresas baje en dos puntos porcentuales a 28%, y luego siga una ruta descendente y gradual, hasta culminar en 26% al 2019.

La autoridad también planteó reducir casi a la mitad el impuesto que pagan las personas (los trabajadores en plantilla e independientes), desde el actual 15 % hasta el 8 % a partir del 1 de enero del próximo año para los contribuyentes de cuarta y quinta categoría, que ganan desde 7 Unidades Impositivas Tributarias (UIT) (26.600 soles o US$ 9.172) hasta 12 UIT (45.600 soles o US$ 15.724) al año.

Esta última medida, se estima, beneficiaría a cerca de 1,2 millones de trabajadores, liberando unos 1.000 millones de soles (alrededor de US$ 341 millones) para consumo local, constató Reuters.

“El plan es audaz y ataca dos problemas: uno, estimular la demanda por el lado del consumo, y otro generar mejores expectativas del empresariado sobre lo que está haciendo el gobierno para mejorar la economía”, dijo el principal analista de la correduría de bolsa Intéligo SAB, Fernando Iberico.

Opinión compartida por el gerente general de la correduría Kallpa Securities, Alberto Arispe, quien agrega “es una medida que es muy importante y es lo que muchos habíamos reclamado al gobierno: audacia”.

Según analistas no habría impacto fiscal con esta reforma porque el gobierno prevé elevar los impuestos a los dividendos a 9,3% desde el 4,1% para fomentar la reinversión de utilidades.

“Estas medidas son más fuertes que las anteriores y esperamos ponerlas a debate la próxima semana”, afirmó el presidente de la comisión de Economía del Legislativo, Casio Waire.

En el Congreso unicameral peruano el partido oficialista no tiene mayoría, pero normalmente los grupos de oposición apoyan las propuestas del gobierno en materia económica.

En Chile, ya entró en vigencia la reforma tributaria que establece un alza de impuesto a las empresas de 20% a 25% o 27%, dependiendo del sistema que las firmas escojan y se rebajó el tramo más alto en el impuesto que pagan las personas.

Comentarios

Conectate con