La incorporación paulatina de la fuerza laboral femenina en el mundo minero durante los últimos años ha implicado, según los análisis de expertos y autoridades, una serie de beneficios: mayor eficacia productiva, reducción de accidentes en faenas y mejoras en el clima laboral.

Este cambio de paradigma busca dejar atrás las barreras culturales y desmitifica antiguas creencias que alejaban a las mujeres de la industria cuprífera. Así lo analiza la ministra de Minería, Aurora Williams, quien asegura que las virtudes de la mujer y la necesidad de contar con mano de obra calificada en las faenas son la conjunción perfecta para seguir incentivando la inserción femenina en el mundo minero.

Según la autoridad, en Chile actualmente las mujeres que trabajan en minería suman unas 18.000, alcanzando una participación de 7,4%. “El objetivo es que a 2015 el 10% de la fuerza laboral en el sector sea femenina, pasando de 11.760 puestos existentes en 2010 a 20.000 mujeres trabajando en la actividad”, ha señalado la ministra del ramo.

De acuerdo con la secretaria de Estado, en la mediana y pequeña industria minera el desafío apunta a los yacimientos más antiguos, “donde la adaptación de sus instalaciones o la adaptación de los procesos es más compleja, y se han rezagado en la incorporación de las mujeres. Sin embargo, sabemos que a nivel de gerencia se habla sobre esta inclusión”.

Para la ministra, es un hecho que “las mujeres ayudamos a crear un mejor ambiente laboral, así como está demostrado que la inserción femenina ha sido factor en la disminución de accidentes en la faena”.

Cargos de alta responsabilidad

La presencia femenina en minería ha estado en la agenda del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam), entidad que junto a la Seremi del ramo en Antofagasta organizó un seminario para abordar los desafíos en esta materia. “Hay un compromiso del Gobierno para incorporar, al término del mandato de la Presidenta Bachelet, al menos un 40% de mujeres en los directorios y gobiernos corporativos del sistema de empresas públicas, y queremos invitar con este ejemplo a las empresas del sector privado para hacerlo. Creemos que las mujeres tenemos las capacidades para estar en la toma de decisiones”, sostuvo la directora del Sernam, Claudia Pascual.

Opinión compartida por la primera mujer en integrar el Directorio de Codelco, Laura Albornoz, quien comentó que en la estatal “las gerentas de división son contadas con los dedos de una mano y esperamos que eso pueda cambiar”.

Sigue leyendo acá este reportaje elaborado por Revista MINERÍA CHILENA.