Presupuesto: legisladores advierten que menor PIB llevaría a subir tope de endeudamiento

Otra opción es repatriar fondos soberanos. Parlamentarios ven alta posibilidad de que se repita la situación de este año, cuando la brecha entre el PIB esperado y el efectivo llevó a una importante merma fiscal.

(Diario Financiero) El nivel de desaceleración de la economía chilena ha tomado por sorpresa a todos los actores, tanto expertos como al mundo político, debido a la rapidez del deterioro de la actividad y las expectativas.

Y para 2015 el panorama pareciera no mejorar. Las proyecciones de crecimiento en los departamentos de estudios comienzan a acercarse peligrosamente al 3%, lejos del 3,6% con el que el Ministerio de Hacienda calculó los ingresos del erario nacional del próximo año.

El punto tiene inquietos a varios parlamentarios miembros de las comisiones de Hacienda de ambas cámaras. Es que el fantasma del alto déficit presupuestario de este año producto de la brecha PIB esperado-PIB efectivo (4,9% versus alrededor de 2%) ha generado resquemor en los legisladores, ante la posibilidad de que se viva una situación similar en 2015.

Lo anterior, en un contexto donde por cada décima menor de crecimiento, la recaudación fiscal se reduce en US$ 60 millones, por lo que por esa brecha los menores ingresos del Fisco ascenderían a US$ 1.800 millones este año.

Tomando nota de aquello, parlamentarios de diversas bancadas advierten que el Ejecutivo debe tomar en consideración la posibilidad de un impacto fiscal considerable por el menor crecimiento de la economía, por lo que instan a Hacienda a analizar dos opciones para evitar reducir el gasto fiscal el próximo año.

Una, sería aumentar el tope del endeudamiento soberano aprobado para 2015, situado en alrededor de US$ 8.000 millones. Para esto, el Ejecutivo debe solicitar autorización al Congreso.

El senador del PPD, Eugenio Tuma, estima que es una posibilidad “factible” en vista de que la economía chilena es acreedora neta con el resto del mundo.

Opinión compartida por el diputado DC y presidente de la comisión de Hacienda de la Cámara Baja, Pablo Lorenzini, quien apunta a que el gobierno debe asegurar que haya “menos burocracia” para ejecutar las inversiones en el sector público el próximo año.

“Lo que debería hacer hoy el gobierno es tener a todos sus equipos trabajando para que a partir del primero de enero se comiencen a ejecutar los planes de inversión pública. Y si falta dinero, el endeudamiento soberano es una buena opción ya que somos acreedores netos con el exterior”, señala.

El diputado de RN, Alejandro Santana, también enfatiza en que el Ejecutivo deberá dar prioridad a destrabar inversiones en el sector privado donde estén involucrados recursos públicos. Y dicha opción podría darse mediante mayor endeudamiento soberano para solventar algunas obras hoy paralizadas.

“La recaudación fiscal vía reforma tributaria no va a alcanzar, por lo que un mayor endeudamiento soberano es una buena alternativa”.

Mientras que el senador DC, Andrés Zaldívar, señala que aumentar el techo de endeudamiento es una “opción a discutir”, a partir de la posibilidad de un mayor déficit fiscal en 2015, pero también pone el foco en la posibilidad de restringir el gasto fiscal.

“Las proyecciones para el próximo año aún están en discusión, no están claramente definidas. Yo creo que si crecemos más cerca del 3% en lugar de 3,6%, habría que analizar si corregir o no ciertos parámetros. Entre restringir el gasto público y aumentar el déficit, me inclino más por la primera opción”, plantea.

Y otro camino sería la posibilidad de repatriar recursos de los fondos soberanos, específicamente del Fondo de Estabilización Económica y Social (FEES), que a septiembre acumula un valor de mercado de alrededor de US$ 15.000 millones.

El diputado del PS, Marcelo Schilling, plantea que esta última vía sería factible, siempre y cuando los montos girados no deterioren la liquidez internacional del país.

“Tenemos que ser claros que en 2015 se va a gastar más. De eso se trata el esfuerzo contracíclico de este Presupuesto”, argumenta.

El foco en las reformas

En la oposición advierten que una manera de evitar que continúen deteriorándose las expectativas de crecimiento es moderar algunas de las reformas del Ejecutivo.

Así lo plantea el senador de la UDI, Juan Antonio Coloma: “El gobierno no ha tenido la capacidad de medir el impacto que sus reformas están teniendo en la economía. No se puede cambiar el país desde cero sin esperar que haya un impacto en la actividad. Esto no se soluciona con llamados al sector privado para invertir y generar un punto de inflexión, sino con políticas diferentes”.

Similar opinión tiene el diputado gremialista Felipe de Mussy, para quien se corre un peligro “importante” de que el déficit fiscal sea mayor el próximo año en vista de los supuestos con los que se construyó el erario.

“Espero que el gobierno retome la cordura y la responsabilidad en el manejo de la economía. Todo lo que se está organizando a futuro se está realizando con un Presupuesto con parámetros erróneos”, dice.

Comisión Mixta ha despachado más del 50% de las partidas del Presupuesto para el próximo año

Continúa a toda máquina el trabajo de la Comisión Especial Mixta de Presupuestos para aprobar el erario nacional del próximo año. Es que a la fecha, la instancia ha aprobado más del 50% de las partidas del Presupuesto del sector público para el próximo año, luego de que en una maratónica sesión ayer diera el visto bueno a las platas de los ministerios del Trabajo, Hacienda, Bienes Nacionales, Agricultura, Medio Ambiente, Deporte, Obras Públicas y Justicia, entre otros.

De esta manera, la instancia ha aprobado 19 de las 26 partidas que contempla el proyecto de ley.

El trabajo de la instancia parlamentaria está fijado hasta el jueves, cuando se analizarán las partidas pendientes hasta su total despacho. Tras esto, el proyecto ingresará a partir de la próxima semana a tramitación en la Cámara de Diputados.

Más plazo para lograr acuerdos

Si bien la tramitación del erario nacional avanza con rapidez en las partidas menos controversiales, en otras aún no hay acuerdo entre Hacienda y los parlamentarios.

Esta es la situación que se mantiene en torno a las partidas de los ministerios de Educación y Salud.

Por el lado del Mineduc, han habido diferencias por los recursos destinados a las universidades del Consejo de Rectores y las privadas.

Este último punto ha sido uno de los más debatidos, tanto así que la cuarta subcomisión mixta solicitó ampliar el plazo de votación para ayer con el propósito de lograr un acuerdo en torno a este punto, algo que no se había logrado al cierre de esta edición.

Mientras que por el lado del Minsal, las discrepancias se relacionan con las platas destinadas a la atención primaria, ya que los legisladores plantean que el Ejecutivo debiera aumentar los aportes per cápita basales para la cartera liderada por la ministra Helia Molina.

El presidente de la Comisión Especial Mixta de Presupuestos, Ricardo Lagos Weber, reiteró la petición para que el gobierno y los parlamentarios oficialistas alcancen un protocolo de acuerdo que aborde estas temáticas. Solicitud que fue recogida por el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, aunque con la condición de que las partidas sean despachadas a la sala de la Cámara Baja.

“Las materias ya las hemos estado conversando y toda la información prevista la vamos a estar entregando con los parlamentarios, senadores y diputados, de la comisión mixta, cuando cierre la comisión. Eso quiere decir el próximo jueves, viernes o antes de ingresar el lunes a la Cámara”, explicó.

Dado el trámite en marcha, se espera que el martes 18 las partidas sean analizadas en sala por los diputados.

Comentarios

Conectate con