x

Tras ventas y fusiones, las grandes mineras reportan mejores resultados

Las más favorecidas son las extractoras de oro; las menos, las productoras de hierro y acero. 

(El Mercurio) Luego de un par de años difíciles, en los que debieron enfrentar varias crisis en sus operaciones de casi todo el mundo, las grandes empresas mineras están viviendo hoy un mejor escenario.

“En gran parte producto de los fuertes recortes y de la estrategia de reordenación de activos”, dice un análisis del Financial Times, que pone énfasis en que los números en rojo quedan atrás para la mayoría de las grandes mineras, que podrán pasar a tener resultados más modestos que en otras épocas, pero no por eso poco positivos.

Y mucho de eso parece estar cumpliéndose en el sector. Aunque aún falta para que termine el plazo de las grandes mineras para entregar sus resultados -Codelco, por ejemplo, tiene como plazo fin de mes-, varias de las grandes superaron las expectativas del mercado con sus resultados financieros del tercer trimestre.

Es el caso de Barrick Gold, por ejemplo, que sorprendió al mercado con utilidades por US$ 125 millones en el tercer trimestre y perspectivas de que sus costos bajarán y su producción aumentará en los próximos meses.

Esta performance llevó a que Citigroup pusiera a la canadiense en su listas de acciones recomendadas para compra.

Y aunque el oro ha caído, las mineras que tienen activos en él tuvieron los mejores resultados. Buenaventura, una de las mayores empresas del sector en el Perú, por ejemplo, aumentó en 20% sus utilidades durante el tercer trimestre solo por la compra de un yacimiento de ese metal precioso.

Con esto, Buenaventura es una de las pocas que ganaría este trimestre en Perú.

“El retroceso de las utilidades netas que esperamos en las mineras es mayor al que prevemos para otros sectores”, dijo a El Comercio de Perú el analista senior del sector minería de Credicorp Capital, Héctor Collantes, quien explica que, tras esto, en 2015 esperan el proceso inverso.

Yamana también debería reportar su mayor utilidad del año durante este trimestre.

Una de las que no tuvo buen resultado fue la canadiense Goldcorp, que durante el tercer trimestre tuvo unos ingresos un 6,2% menores que en 2013, lo que llevó a una pérdida de US$ 44 millones, una cifra no tan relevante dentro del total del negocio.

Freeport McMoRan, que produce oro y cobre, reportó una caída de casi 33% en sus ganancias del tercer trimestre, a US$ 552 millones.

En todo caso, estas utilidades están dentro de las más altas de los últimos tres años, y se vieron afectadas por huelgas en sus activos de Indonesia.

Los más complicados son los grupos enfocados en el hierro, metal que ha caído 40% en los últimos meses, lo que ha afectado prácticamente a toda su cadena de suministros. Aquí, la brasileña Vale es una de las mayores perjudicadas.

El mayor productor de hierro del mundo perdió entre junio y septiembre US$ 1.440 millones, a pesar de que el mercado esperaba utilidades por cerca de US$ 1.000.

La chilena CAP, en tanto, vio caer en 66,5% sus utilidades. Aún así, la compañía informó que ganó US$ 50,1 millones durante los primeros 9 meses del año.

US$ 1.440 millones perdió la brasileña Vale en el tercer trimestre, principalmente por la caída en el precio del hierro.

US$ 125 millones ganó entre julio y septiembre Barrick Gold.

Soros apuesta por invertir en mineras de oro

Junto con Warren Buffett, George Soros es uno de los inversionistas más famosos y más seguidos del mundo. Por eso llamó la atención que entrara fuerte al mercado del oro activo que, según todos los indicadores y analistas, va a la baja. Pero Soros no invierte directamente en oro, sino que en mineras de oro, específicamente en cuatro grandes compañías. Goldcorp Inc., Silver Wheaton Corp., Yamana Gold Inc. y Agnico Eagle.

Soros ha realizado las compras a través de su principal brazo de inversión, el Quantum Fund, y ya suman, según una estimación de Bloomberg, más de US$ 300 millones, de los cuales al menos US$ 18 millones las ha realizado desde septiembre. Las compras de Soros se justifican, ha dicho el millonario, en sus preocupaciones sobre la inflación y Europa. “Los banqueros centrales están inundando el mundo con dinero barato y la inflación está aún oculta”, dice un analista que especula sobre el por qué de las compras de Soros.

Es que, al no invertir directamente en el metal, Soros logra protegerse de los vaivenes del mercado sin pagar un sobreprecio por el metal que aún está por sobre sus promedios históricos, pero beneficiándose de una posible alza. Es fácil, Deutsche Bank explica que hoy la mayoría de las mineras (principalmente las de oro) están infravaloradas en la bolsa, afectadas por la baja de los precios de los commodities, pero también por los coletazos de draconianas políticas de baja de costos.

Hoy, y luego de dos años de reestructuraciones, las mineras podrían volver a sus precios “reales”, e incluso más, pues se verían beneficiados de alzas del oro, si la economía baja. Esa es la apuesta de Soros.

Comentarios

Conectate con