x

Patentan invento que evita pérdidas de agua por evaporación en la minería

La solución, desarrollada por los científicos del Cicitem, está enfocada en la industria del cobre, aunque también podría ser utilizada en la agricultura y la generación de energía.

Uno de los problemas que enfrenta la industria minera de la Región de Antofagasta es la pérdida de agua por causa de la evaporación, lo cual genera elevados costos para las empresas. Ante esta realidad, un grupo de expertos de la Universidad de Antofagasta (UA), Universidad Católica del Norte (UCN) y Cicitem patentó un invento que logra contrarrestar este fenómeno.

Se trata de elementos flotantes especiales construidos con material altamente resistente al sol y a las condiciones climáticas adversas del Desierto de Atacama, los cuales, una vez instalados sobre las piscinas de las faenas mineras, disminuyen hasta en un 80% las pérdidas hídricas por evaporación.

La directora del proyecto, doctora María Elisa Taboada, explicó que el proceso para llegar a la patente fue largo, pues el Instituto Nacional de Propiedad Intelectual sigue un proceso que incluye peritos internos y externos antes de otorgar el documento.

“Nosotros solicitamos esta patente en septiembre de 2011y hoy tenemos la confirmación de la adjudicación. Esto nos llena de orgullo, pues es un trabajo realizado por científicos regionales pertenecientes a la Universidad de Antofagasta, Universidad Católica del Norte y Cicitem, apoyados por Corfo y la minera Xstrata Cooper, hoy Glencore”, manifestó.

La investigadora aclara que si bien la patente es un paso fundamental, el desarrollo de la idea no termina en eso. “Hoy tenemos varios interesados en ampliar la investigación; por ejemplo, junto a Energías UA queremos estudiar la incorporación de celdas fotovoltaicas sobre los elementos, para generar energía eléctrica”, adelantó.

 

Perspectivas

La tecnología creada por el grupo de científicos permite medir la evaporación de las piscinas e incluye un kit de objetos flotantes construidos especialmente con el material que evita que se sigan produciendo pérdidas del recurso hídrico. “Ahora nuestro camino es vender la patente o seguir mejorando y ampliando los resultados para generar otras aplicaciones, como podría ser el caso de la energía solar”, analizó Taboada.

Si bien el trabajo se pensó para la industria minera, la doctora comentó que se han contactado con ellos empresarios del sector agrícola que también estarían interesados en usar la tecnología, “pues también se podría utilizar para cubrir depósitos de agua de regadío”.

Comentarios

[miniorange_social_login apps="linkin" shape="longbuttonwithtext" view="horizontal" theme="default" space="10" width="340" height="35" color="000000"]