x

CPC aplaza cónclave para definir su hoja de ruta y ramas evalúan asesorías externas

SNA, CChC y CNC reunirán a sus consejeros a inicios de noviembre para analizar este tema:La idea es darles más tiempo a los gremios para analizar junto a sus asociados el rol de la Confederación, y una de las ideas que las ramas evaluaron el miércoles es contratar coaching. La ABIF ya optó por este camino.

(El Mercurio) Un mes más para realizar un análisis más profundo al interior de las seis ramas se dio finalmente la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) para la realización del comité ejecutivo especial donde se definirá la hoja de ruta de la principal cúpula empresarial del país para los próximos años.

Así quedó definido en la reunión que el presidente de la CPC, Andrés Santa Cruz, sostuvo el miércoles en la tarde con los titulares de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF), Jorge Awad; Sociedad Nacional de la Agricultura (SNA), Patricio Crespo; la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Ricardo Mewes; la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), Jorge Mas, y la Sofofa, Hermann von Mühlenbrock.

El objetivo -explicaron dirigentes que participaron del último comité- es darles más tiempo a los gremios para que analicen junto a sus asociados el rol de la CPC.

Una de las ideas que las ramas evaluaron el miércoles fue contratar asesorías externas, como coaching , para realizar el trabajo encomendado.

La ABIF ya optó, de hecho, por este camino. Su presidente adelantó ayer que en el análisis que se realizará respecto de la carta Gantt de la CPC, la entidad será asesorada por Marcelo y Gonzalo Larraguibel, los ex McKinsey que hoy lideran la consultora Virtus Partners, enfocada en asesorar a empresas para que estas elaboren estrategias que estén alineadas con la organización.

Otros gremios no descartan seguir este camino, pero explican que este tema aún está siendo analizado.

Noviembre será el mes que concentrará los análisis al interior de cada rama. En el caso de la SNA, la CNC y la CChC, sus presidentes precisaron que sus consejos fueron ya convocados para inicios del próximo mes solo con ese fin. La ABIF hará lo suyo a fines de noviembre, mientras que la Sofofa y Sonami prefieren no entregar fechas.

Origen del cónclave

Entregar detalles de la reunión con la Presidenta Michelle Bachelet en La Moneda, realizar un balance de la gira presidencial a Nueva York y analizar materias laborales eran los principales temas que la CPC tenía en tabla para el comité del 30 de septiembre recién pasado.

Sin embargo, antes de finalizar el encuentro, Santa Cruz realizó una solicitud formal a los representantes de las seis ramas: realizar un debate interno sobre el rol que debe cumplir la entidad en el siglo XXI. El objetivo: trazar la hoja de ruta de la CPC para los próximos años y, recién luego de finalizar ese análisis, evaluar qué opciones existen para liderar la máxima cúpula empresarial del país en 2015 y 2016, una vez que Santa Cruz termine su periodo en marzo próximo.

Con la solicitud se alteró el orden de los factores respecto de elecciones vividas por la entidad en años previos, cuando lo primero en circular eran los nombres de posibles candidatos antes de los planes de trabajo.

¿Por qué el cambio? Si bien Alberto Salas hasta ahora es la carta que suena más fuerte para suceder a Santa Cruz, el objetivo de la CPC es que quien lidere la entidad tenga claridad respecto de qué temas priorizar y de qué forma se enfrentará la nueva realidad social, económica y política del país.

Santa Cruz ha expresado a sus cercanos la necesidad de avanzar en esta definición y que los gremios experimenten una modernización a la par de lo que está ocurriendo en la sociedad. Su opinión es compartida por otros dirigentes, desde Rafael Guilisasti -que ha planteado este tema en forma más privada- hasta José Antonio Guzmán, quien a inicios de la semana pasada publicó una carta en “El Mercurio”.

Para algunos dirigentes dado el escenario de reformas estructurales en una serie de áreas es necesario que la CPC defina si tendrá voz en todos los temas que afectan el crecimiento y desarrollo del país (como, por ejemplo, la reforma educacional) o si solo se abocará a las materias que tengan un impacto más directo en las empresas (como la reforma tributaria o la futura reforma laboral).

Renovación

Otro punto que para algunos dirigentes es necesario poner sobre la mesa guarda relación con la estructura interna de la CPC. Históricamente, seis ramas han integrado la cúpula y una de las ideas que se barajan es incluir a más sectores y ampliar el número de ramas.

Eventualmente, por ejemplo, sumar a la Asociación de AFP, gremio que hace años ha tenido interés en sumarse a las filas de la multigremial.

Un tercer tema es la renovación generacional de los gremios y una mayor participación de las mujeres en la dirigencia empresarial. Ni la CPC ni ninguna de sus seis ramas han sido lideradas hasta ahora por una mujer.

Un cuarto punto es cómo equilibrar la relación de los gremios con el Gobierno. Varios dirigentes -entre ellos Santa Cruz- han advertido públicamente “señales contradictorias” de parte del bloque oficialista, dado que mientras algunos ministros llaman a construir una alianza público-privada, otros atacan el rol empresarial. Esto ha puesto en un dilema a los gremios, para buscar un equilibrio entre mantener una buena relación con el Gobierno y expresar su postura con claridad.

PrecedenteAlgunos dirigentes no descartan que el ejercicio de definir una estrategia para la CPC abra debates internos en cada gremio, principalmente en aquellos que enfrentarán elecciones el primer semestre de 2015, como la Sofofa, la SNA y la CNC. El encuentro en el Hotel Miramar.

El encuentro que sostendrá la CPC en diciembre no es la primera reunión de este tenor. Esta vez será en Santiago, pero, en diciembre de 2013, la confederación sostuvo una reunión en el Hotel Miramar en Viña del Mar, donde incluso participaron Marcelo y Gonzalo Larraguibel, los ex McKinsey que hoy lideran la consultora Virtus Partners y que la ABIF acaba de fichar para que guíen a la entidad en el análisis del rol de la CPC.

Poco se supo del cónclave en Viña del Mar y de la presencia de los ex McKinsey, pero la idea de Santa Cruz era definir un plan de trabajo para la cúpula empresarial.

El dirigente llegó con una presentación donde se abordaban temas que iban desde la discusión económica de coyuntura que afectaría al empresariado en 2014, hasta la forma en que los cambios sociales habían impactado el rol y la imagen de los gremios.

Quienes participaron de dicha reunión sostienen que se trató de un buen “ejercicio preliminar”, pero, dado que solo participaron los presidentes de rama y que no se hizo previamente un análisis en cada gremio, no fue posible llegar a conclusiones de fondo.

Otros explican que el proceso de análisis realizado en ese encuentro fue productivo, pero que en el mes de marzo vino un cambio de gobierno, y posteriormente ingresó una profunda reforma tributaria, lo que cambió el foco e impidió que se cumpliera con el objetivo de fijar un plan de trabajo.

Comentarios

Conectate con