x

Sofofa pide a SVS aplicar excepción para evitar mermas en utilidades por reforma

Gremio advirtió en carta a Carlos Pavez sobre efectos financieros y económicos de Reforma Tributaria.

(La Tercera) Preocupada por los efectos económicos y financieros que tendrá la aplicación inmediata de la reforma tributaria en las empresas y el país, la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa) decidió tomar la delantera.

Ayer, el gremio industrial envió a las oficinas de la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) una carta dirigida al superintendente, Carlos Pavez, con una inusual solicitud: que el efecto del alza de impuesto de primera categoría (empresas) en la partida impuestos diferidos se contabilice directamente como patrimonio, sin que afecte el estado de resultados.

En siete páginas, el timonel del gremio fabril, Hermann von Mühlenbrock, detalló el impacto que tendría el alza de los impuestos de primera categoría en la partida de impuestos diferidos de los balances de las sociedades anónimas, de no mediar la excepción solicitada en las normas IFRS, la que sólo puede otorgar la SVS.

Las IFRS son normas de carácter financiero-contable que regulan la forma de preparar y presentar la información sobre los hechos económicos que generan las empresas al interactuar con su entorno.

En su misiva, la Sofofa recordó que en 2008 las empresas migraron a las IFRS y se reconoció un mayor valor de las propiedades, que llevó aparejado también el reconocimiento de un pasivo por impuesto diferido, que se pagaría cuando se vendiera dicha propiedad.

El cálculo de tal pasivo por impuesto diferido se hizo contra patrimonio. Sin embargo, la norma IFRS obliga (en las Fecu de septiembre), con motivo del alza de Impuesto de Primera Categoría -fijado en la reforma tributaria-, a recalcularlo al 27%, pero en esta oportunidad el efecto iría al estado de resultados. A juicio de la Sofofa, es ahí donde se siente el impacto.

De acuerdo con el gremio, este hecho implicará una reducción de 20% aproximadamente en las utilidades de las S.A., unos US$ 2.000 millones, lo que conllevará a menores dividendos y, sobre todo, a “una percepción de deterioro económico que, sin duda, deteriorará aún más las expectativas”.

Por ello, la entidad solicitó a Pavez que el efecto del alza de impuestos de primera categoría en la partida impuestos diferidos se contabilice directamente como patrimonio y no en el estado de resultados.

En la carta se constata que esta excepción tiene precedentes en otros países (Reino Unido, miembros de la Unión Europea y otros fuera de ella, que incluyen aproximadamente 100 mercados regulados).

Además, añade, sería totalmente neutra desde el punto de vista fiscal, y evitaría que se produzca un grave perjuicio a las expectativas y a la evolución de la economía. En síntesis, acota el gremio fabril, “es una situación en la que todos ganan”.

Más ventajas

Entre las ventajas que tendría aplicar esta excepción, Sofofa destaca las siguientes: evitar volatilidades por la falta de comprensión de los efectos; evitar agregar mayor agitación y desconfianzas al mercado más allá de las existentes; y que sería simple de aplicar.

En su misiva, la Sofofa planteó su total disposición para hacer las reuniones técnicas necesarias para avanzar en esta materia, con la máxima diligencia, pues afectaría a las Fecu (resultados) de las empresas correspondientes a septiembre, que están prontas a emitirse.

Así, en el gremio esperan contar con una respuesta por parte de la autoridad durante este mes, ya que en noviembre las firmas listadas en Bolsa deben presentar sus balances.

Comentarios

Conectate con