x

CIE: “El DL-600 se estaba transformando en un instrumento poco eficiente”

Dice que más allá de la invariabilidad tributaria que entrega el mecanismo, su uso es cada vez más acotado, porque “respondía a un mercado que no es el de hoy”.

(La Tercera) Hace dos semanas se realizó la primera reunión del comité de expertos convocado por el gobierno para estudiar una nueva institucionalidad para la inversión extranjera. Esto, luego que el proyecto de reforma tributaria estableciera, desde el 1 de enero de 2016, la eliminación del Decreto de Ley 600 -vigente desde 1974-, que otorga a los capitales foráneos, entre otros, la posibilidad de acogerse a un régimen de invariabilidad tributaria para sus proyectos.

El vicepresidente del Comité de Inversiones Extranjeras (CIE) y secretario ejecutivo de la comisión de expertos, Jorge Pizarro, asegura que el trabajo de este grupo apuntará inicialmente en delinear una estrategia de atracción de inversiones para, posteriormente, barajar cuáles serán los mecanismos más eficientes para llevar eso a cabo.

Afirma que si bien el DL 600 fue exitoso, hoy no responde a las necesidades del país. “Necesitamos instrumentos que respondan a una estrategia y que sean eficientes. El DL 600 no cumple con esos objetivos””, sostiene.

¿Qué diagnóstico tienen de este mecanismo?

El primer diagnóstico, es que el DL 600 no es más ni menos que un mecanismo de transferencia de capitales que tuvo virtudes en un minuto de la historia del país, pero que tiene bastantes limitaciones. Este decreto no es un mecanismo para apoyar proyectos, ni para traer inversión, es solamente para determinar transferencias de capitales. En ese sentido, el diagnóstico es que necesitamos con urgencia actualizar nuestra política de atracción de inversión extranjera y en ese marco se establece la derogación del DL 600.

¿Qué alternativas se pueden barajar para reemplazar un mecanismo como el DL 600 que en su minuto resultó efectivo?

Lo más importante acá para que un país puede atraer inversión extranjera es desarrollar sus instituciones, fortalecer sus procesos democráticos y, obviamente, entregar garantías de mercado. En ese sentido, Chile tiene una integración internacional que está respaldada por tribunales comerciales, tiene acuerdos de protección de inversiones, y ventajas arancelarias para entrar al 85% del PIB mundial de acuerdo con sus tratados de libre comercio. El país tiene una estructura muy sólida a partir de la cual tenemos que construir una política proactiva, no al revés.

¿Han estudiado el impacto que tendrá la derogación del DL 600?

La derogación del DL 600 se establece con un principio de gradualidad. Es fundamental dar claridad que el gobierno sigue tramitando Decretos de Ley 600 hasta el 1 de enero de 2016 y que los contratos ya firmados van a seguir siendo respetados y tramitados como corresponde. Y esto, no va sólo hasta el 1 de enero de 2016, va a 20 años o más en algunos casos. En eso no hay ningún cambio de regla, todo lo contrario.

El DL 600 entregaba la posibilidad de optar a invariabilidad tributaria ¿Se eliminará ese esquema y hacia qué tipo de beneficios se podría avanzar?

Lo más importante es ver qué instrumentos son efectivos a la hora de traer inversiones extranjeras. El DL 600, tal como lo mencionas con su invariabilidad, venía presentando una baja constante en su uso, eso da cuenta que se estaba transformando en un instrumento poco eficiente, porque respondía a las necesidades de un mercado que ya no es el que tenemos hoy. En ese sentido, necesitamos instrumentos que respondan a una estrategia y que sean eficientes. El DL no cumplía con esos objetivos.

¿Pero la idea es mantener beneficios tributarios para inversionistas extranjeros?

Primero, la idea es seguir trabajando fuertemente en lo estructural, en la arquitectura país y eso está marcado por fortalecer la institución, una democracia estable, un mercado competitivo, integrado y con garantías internacionales. Por otro lado, tienes que desarrollar una política proactiva y eso está marcado por buscar más y mejor inversión con instrumentos que sean efectivos. Eso es lo que tenemos que desarrollar y lo que tiene que discutir la comisión. Obviamente, no me puedo adelantar a lo que la comisión recomiende.

Reforma tributaria

¿Han recibido inquietudes de inversionistas sobre los cambios que conlleva reforma tributaria?

Lo que hemos hecho es dar cuenta de la implicancia de la reforma tributaria y por qué se hace. En ese sentido, los inversores extranjeros funcionan con una mirada bastante más de largo plazo y una reforma que pasa de 18 a 21 puntos del PIB, en donde el esfuerzo de recaudación va a educación que tiene una incidencia directa en el desarrollo de capital humano, es muy bien entendida por los inversores extranjeros. Prueba de ello es la reacción que hemos visto en los viajes al extranjero y en que la inversión extranjera se ha comportado este año con absoluta normalidad. Eso da cuenta que la mirada a largo plazo que tienen las empresas respecto de Chile como un socio confiable, con un buen ambiente los tecnicismos de la reforma tributaria.

Es una visión distinta de la que han expresado algunos empresarios locales…

Efectivamente tienen una visión distinta. Estos inversionistas provienen de países que están en estados de desarrollo donde tuvieron que vivir cambios similares a los que estamos viviendo hoy en día y, por lo tanto, lo entienden con absoluta normalidad. También tiene que ver con lo que está viviendo Chile, ya que si se comparan las proyecciones de crecimiento y las condiciones que tiene el mercado de inversiones con lo que está pasando en Latinoamérica, con la Ocde e incluso con Norteamérica, da cuenta de un efecto comparado que es positivo para el país. Chile sigue y seguirá siendo un mercado muy atractivo de inversión para capital extranjero.

Comentarios

Conectate con