x

Grupo México destina US$23 millones para reparar daños por derrame

El Grupo México es señalado por su presunta responsabilidad en un derrame de 40.000 metros cúbicos de sulfato de cobre en los ríos Bacanuchi y Sonora, que afectó a los habitantes de esa zona.

(AméricaEconomía) El Grupo México informó este jueves que su mina Buenavista del Cobre continúa operando con normalidad y que creó una reserva de 300 millones de pesos (US$22,8 millones) para asegurar reparación de daños y cubrir sanciones administrativas a causa del derrame del 6 de agosto.

El Grupo México es señalado por su presunta responsabilidad en un derrame de 40.000 metros cúbicos de sulfato de cobre en los ríos Bacanuchi y Sonora, que afectó a los habitantes de esa zona.

“De acuerdo con estudios técnicos preliminares, la empresa ha creado una reserva de 300 millones de pesos para asegurar la reparación de los daños ocasionados y sanciones administrativas correspondientes a este accidente”, informó Grupo México en un comunicado.

La firma indicó que continuará con los apoyos a las comunidades afectadas y con los trabajos de reparación de las zonas impactadas por el accidente, en coordinación con las autoridades correspondientes.

“Los represos que fueron clausurados por las autoridades del ramo se encuentran en áreas muy alejadas (a 10 kilómetros) del yacimiento y de las operaciones mineras. Dichos represos se encuentran en proceso de construcción para la producción futura adicional de cobre lixiviable de la Nueva Planta de Lixiviación”, explicó la nota

La compañía señaló que la producción estimada de cobre de la división minera de Grupo México para el 2014 se mantiene sin cambios respecto al programa establecido de 850.000 toneladas.

Para 2015 mantiene su presupuesto de producción de un millón de toneladas de cobre, para 2016 de 1,1 millones y para 2017 de 1,3 millones.

El pasado 1 de septiembre, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informó que impuso una “clausura parcial temporal” a la mina Buenavista del Cobre, en el noroccidental estado de Sonora, por encontrar irregularidades que ponen en riesgo al medio ambiente.

La Profepa precisó que la medida es el resultado del proceso de inspección en todas las instalaciones productivas de la mina tras el derrame del pasado 6 de agosto.

Comentarios

Conectate con