x

Alberto Salas: “Nuestro primer objetivo es trabajar en armonía con nuestros trabajadores”

El representante gremial manifestó su preocupación respecto de la reforma laboral y las últimas negociaciones en mediana minería “que han terminado con ocupación por la fuerza”, indicó.

En una jornada marcada por el debate en torno a la reforma laboral, el presidente de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), Alberto Salas, expresó la preocupación de la industria sobre el contenido de la iniciativa. Esto, durante el seminario “Desafíos de los proveedores de la minería ante el nuevo escenario laboral”, organizado por la Asociación de Proveedores de la Minería (Aprimin).

El representante gremial destacó que el sector minero presenta la más alta tasa de sindicalización y que “cuando nosotros hablamos de trabajar en armonía con las comunidades, nuestro primer objetivo es hacerlo con nuestros trabajadores”. Asimismo, Salas sostuvo que “cuando los sindicatos representan legítimamente a los trabajadores, sin ideologías, es más fácil llegar a acuerdos que benefician a todos”.

Al manifestar su inquietud por los lineamientos de la reforma laboral, puso especial atención en el tema del reemplazo de trabajadores en huelga: “En las últimas negociaciones colectivas de la mediana minería éstas han terminado con la ocupación por la fuerza. En ese escenario, pasa a ser inocuo el reemplazo de huelga si los trabajadores terminarán tomándose la empresa”, dijo.

No obstante, el presidente de Sonami afirmó que “la reforma laboral puede ser una oportunidad para buscar equilibrios sanos entre la empresa y los trabajadores que colaboren en la productividad y, en consecuencia, en revertir la desaceleración económica”.

En tanto, Christian Melis, director del Trabajo, señaló que un eje central del su institución es “emparejar la cancha” en la relación de las empresas con sus trabajadores. “En Chile hay una asimetría entre los trabajadores y los empresarios muy fuerte. Hay una baja sindicalización. En cambio, en la minería hay una gran sindicalización y existe un buen clima laboral. Es por ello que la reforma tiene un sentido equilibrador”, aseguró.

Además, puntualizó que es necesario un fortalecimiento del rol fiscalizador de la Dirección del Trabajo, ampliando el número de fiscalizaciones y fomentando la libertad sindical. Sin embargo, aclaró que el espíritu de la autoridad no es emitir más multas, sino “acercar a las partes para que solucionen sus problemas”.

En tanto, Luis Lizama, abogado experto en temas laborales, comentó que “cuando uno negocia colectivamente se extrañan temas de productividad; siempre son salariales”. Además, instó a mejorar los procedimientos, para asegurar que posteriormente no se llegue a una situación violenta. “Actualmente la regla está diseñada en base a la desconfianza, para que el acuerdo se dé al final, por tanto, el proceso de acuerdo responde a una lógica donde las partes no muestran todo y van poco a poco”, sostuvo.

 

Comentarios

Conectate con