x

Cementos Bío Bío reestructura endeudamiento por desaceleración

Se suma a otras empresas del rubro que han tomado medidas.

(Diario Financiero) Preparándose para un escenario de desaceleración del mercado está Cementos Bío Bío, firma ligada al empresario Hernán Briones.

Mediante un hecho esencial, comunicó que la sociedad había suscrito una modificación al contrato de financiamiento que mantiene con Corpbanca y BCI desde agosto de 2012.

El crédito, según la firma explica en sus estados financieros del primer trimestre, consistía en $ 120.000 millones (unos US$ 208 millones, al tipo de cambio del 18 de agosto) y era a un plazo de siete años, con dos ejercicios de gracia.

Con el acuerdo suscrito, se fijó un nuevo calendario de amortizaciones de capital, en 20 cuotas trimestrales y sucesivas, de iguales montos a los pactados anteriormente. El primer vencimiento será en dos años más, el 17 de noviembre de 2016.

Además, se incluyeron algunos ajustes a ciertas “obligaciones de hacer, no hacer y obligaciones financieras contenidas en dicho contrato”.

Por ejemplo, entre los temas que se habían acordado originalmente estaba en mantener un patrimonio no inferior a los 7 millones de UF. La empresa ha estado en niveles de 10,3 millones, según el reporte al primer trimestre.

En los otros indicadores, como el nivel de endeudamiento o la razón de deuda neta y EBITDA, también ha estado dentro de los parámetros acordados.

Desaceleración

Cementos Bío Bío explicó, además, que estos nuevos plazos le dan holguras financieras necesarias ante potenciales escenarios de desaceleración de la industria del cemento y le permite refinanciar en el largo y mediano plazo sus últimas inversiones de crecimiento en el negocio de la cal.

La desaceleración es algo que la firma ve hace algunos meses. En su reporte al primer trimestre, ya explicaban que la economía y la industria de la construcción estaban atenuando su proyección de crecimiento, algo que influye directamente en su desempeño.

Algo que es común en otras empresas del rubro, que también han estado aplicando medidas para pasar este momento, con miras a una reactivación en 2015-2016.

Por ejemplo en Melón -ligada al grupo Brescia-, paralizaron las inversiones que no fueran de reposición y mantenimiento. “No estamos invirtiendo porque efectivamente el mercado no da para hacer más”, dijo hace unas semanas el gerente general de esta firma, Jorge Eugenín.

Comentarios

Conectate con