x

Mercado otra vez baja pronóstico de PIB y no descarta más ajustes

Analistas atribuyen el ajuste a que la incertidumbre aún persiste, lo cual ha deteriorado las cifras de consumo e inversión. Esperan que el instituto emisor mañana recorte la tasa a 3,5% anual.

(Diario Financiero) El pobre avance de la actividad de 0,8% registrado en junio sigue generando estragos en las expectativas de los agentes económicos.

De acuerdo a la encuesta mensual que realiza el Banco Central, las estimaciones de crecimiento se redujeron por séptimo mes consecutivo para el año, anotando una caída de cuatro puntos respecto al sondeo previo, lo que significa el mayor ajuste en lo que va de 2014.

Los expertos consultados proyectaron que el PIB de 2014 llegará apenas a 2,5%, situándose en la parte baja del rango proyectado en el último Informe de Política Monetaria (IPoM) del Banco Central (2,5%-3,5%).

El mercado también acusó impacto en las expectativas de ritmo de crecimiento para el próximo año. Esperan una expansión de 3,5%, desde el 3,8% estimado en julio.

En materia de corto plazo, el promedio de los analistas prevé que el Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) habría anotado un aumento de sólo 1% en julio. Incluso, según la base de datos liberada por el banco, la estimación más baja para el mes se situó en apenas 0,3%.

Benjamín Sierra, economista de Scotiabank, dijo que si bien era “esperable” una rebaja en la proyección para este año y el próximo, las actuales condiciones macro anticipan que el 2,5% “no es un piso” para las perspectivas de crecimiento del actual ejercicio.

“El recorte de las expectativas se relaciona con el bajo Imacec de junio, lo que anticipa que también en julio y agosto las cifras serán bastante débiles. Eso sí, la recuperación hacia fin de año será muy moderada. Yo tengo la impresión de que el crecimiento este año estará más cerca del 2,4%”, señaló.

En la misma línea, el analista de EuroAmérica, Felipe Alarcón, cree que el ritmo de la actividad en 2014 podría ubicarse por debajo del promedio de las estimaciones del sondeo del BC. “Hay que estar conscientes de que en los próximos Imacec (julio y agosto) hay una probabilidad de que sean peores que el dato de junio (0,8%), y dada la base de comparación no hay que descartar incluso cifras bajo el 0,8%, eso podría retroalimentar expectativas más a la baja para el crecimiento del año. Incluso yo estoy pensando un crecimiento en torno a 2,3% y 2,4%”, afirmó.

Similar opinión tiene el economista jefe de Banco Penta, Matías Madrid, quien apunta a factores “estructurales” que continuarían afectando a la economía el próximo año, como la falta de reformas en el mercado laboral y energético, principalmente.

“La inversión sigue en contracción. Los últimos datos de importación de bienes de capital volvieron a caer en julio. A esto hay que sumarle una desaceleración del consumo por sobre lo esperado. No descartamos incluso que el Imacec de julio sea negativo, por lo que probablemente la economía aún no ha tocado fondo”, explicó Madrid, quien recortó a la baja su proyección de este año de 2,9% a 2,5%, con un sesgo bajista.

Dado lo anterior, el analista de Banchile, Nathan Pincheira, aseveró que la expectativa de la autoridad, de que el crecimiento en el año iría de menos a más “no se está cumpliendo”. E, incluso, advirtió que si bien el escenario base anticipa mejores cifras en el último trimestre, “si es que las condiciones macro continuán empeorando, no necesariamente este pronóstico se puede cumplir”.

Los analistas esperan que mañana el instituto emisor reduzca la tasa a 3,5% y la baje a 3% en cinco meses.

Comentarios

Conectate con