x

Destacan relevancia de promover la participación de la mujer en minería

En seminario del Centro Avanzado de Tecnología para la Minería de la Universidad de Chile se abordó cómo las mineras están impulsando la participación femenina en la industria.

En el marco del tercer Seminario del Ciclo “Minería, Tecnología y Sociedad”, organizado por el Centro Avanzado de Tecnología para la Minería (AMTC) de la Universidad de Chile, Javier Ruiz del Solar, director ejecutivo del AMTC señaló que “la relación de la minería con la sociedad va mucho más allá de los aspectos económicos. Sin duda, la incorporación de la mujer en la minería le entrega valor a esta actividad y sienta un precedente”.

La actividad, contó con la presencia de Yolanda Pizarro, encargada de Género del Ministerio de Minería; Claudia Vargas, gerenta de Reclutamiento y Dotación de Cocelco; Liliana Muñoz Rioseco de la Comisión de Cultura y Patrimonio Minero del Instituto de Ingenieros de Minas; y Micaela Barrientos, gerenta de Calidad de Proyectos en Anglo American Chile.

Intervenciones

Yolanda Pizarro, destacó los importantes desafíos que se han propuesto en el Ministerio de Minería en relación a la incorporación de la mujer a la minería, indicando que “hay un grupo importante de personas que todavía cree en el mito de la mala suerte por tener a una mujer dentro de la mina. Esto refleja los estereotipos y paradigmas que debemos romper”. Asimismo, la representante del Ministerio de Minería consignó que era muy importante el trabajo con los sindicatos para mejorar las condiciones de entrada en la industria.

Entre los objetivos que se propone la Unidad de Género del Ministerio de Minería, Pizarro señaló que se espera tener integradas a las mujeres, acortar las brechas, entre otros, puesto que la incorporación de la perspectiva de género mejora la productividad, genera espacios de trabajo más amigables y armoniosos, y esto redunda en el cumplimento de las metas de gestión en la actividad minera.

Por su parte, Claudia Vargas, gerenta de Reclutamiento y Dotación de Codelco, expuso sobre las acciones que se están generando en la minera estatal para mejorar condiciones de las trabajadoras. “Si queremos agregar valor, debemos ser una empresa con diversidad de género, que las mujeres aporten desde la diversidad, no que deban replicar estereotipos. Asimismo destacó que la diversidad que mirar la diversidad e género desde la perspectiva del negocio minero, aumenta la productividad a través de la conformación de equipos de trabajos mixtos, permite atraer y retener recursos humanos de excelencia y apoyar la transformación de la sociedad, modificando factores culturales y tradicionales, fuertemente enraizados, entre otros importantes impactos sobre la industria. En Codelco nuestro estándar en diversidad de género es tan importante como el de seguridad o calidad”, indicó.

Mientras que Liliana Muñoz Rioseco de la Comisión de Cultura y Patrimonio Minero del Instituto de Ingenieros de Minas, realizó un recorrido por la historia de las mujeres en la minería, comentando que “la fuerza laboral femenina ha estado presente en la actividad minera desde temprano en la historia universal. Ya en el siglo XVI hay testimonio escrito de la participación de mujeres en faenas de explotación minera”. Además destacó que “el buen desempeño demostrado por las mujeres en un ámbito tradicionalmente masculino, les ha permitido acceder a labores que demandan gran responsabilidad y precisión como por ejemplo el manejo de maquinaria especializada”.

El seminario finalizó con la charla de Micaela Barrientos, gerenta de Calidad de Proyectos en Anglo American Chile, y quien durante casi 30 años ha desarrollado su carrera en el campo de los proyectos de inversión, destacándose en ámbitos tradicionalmente considerados como masculinos.

La ejecutiva expresó que el Programa de Diversidad de Género de Anglo American contempla cinco fases orientadas a: desarrollar un ambiente de trabajo favorable, la planificación y reclutamiento de la fuerza laboral, aceleramiento de la diversidad de género a través del desarrollo de las empleadas o empleados, y el mejoramiento de la comunicación y el entendimiento de los objetivos del programa.

Comentarios

Conectate con