x

Senadores mantienen dudas y evalúan citar otra vez a Jorratt por reforma tributaria

Las tres horas que duró la exposición del titular del SII no fueron suficientes para despejar la incertidumbre.

(La Tercera) Con tarea para la casa quedó ayer el director del Servicio de Impuestos Internos (SII) Michel Jorratt. Casi tres horas en la Comisión de Hacienda del Senado no bastaron para despejar las dudas en torno a la reforma tributaria, por lo que los parlamentarios decidieron darse plazo hasta hoy para consolidar sus inquietudes y enviarlas por escrito.

La idea, afirmaron, es que el director haga llegar sus respuestas a la comisión esta semana. Pese a ello, de todos modos evalúan citarlo nuevamente.

“Valoro el esfuerzo, pero quedé muy preocupado por el tema constitucional y por la renta atribuida. Estamos generando un monstruo cuya aplicación será casi imposible. Me pareció extraordinariamente engorroso (…) Cada día tengo más dudas sobre la reforma”, señaló el senador Juan Antonio Coloma (UDI).

José García Ruminot (RN) criticó que Jorratt optara por no referirse a la constitucionalidad del proyecto. “Tampoco se hizo cargo debidamente del efecto que tendría sobre los convenios de doble tributación (…) No estamos en presencia de un proyecto que nos deje tranquilos ni que desde el punto de vista de la operatividad nos dé certeza de que va a funcionar bien. Al revés”, dijo el parlamentario.

Desde el oficialismo, si bien el senador DC, Andrés Zaldívar, destacó la expertise de Jorratt, abrió espacio a las dudas. “Lo que ha dicho el director me pesa como una opinión responsable, pero también hay otras opiniones que tienen objeciones y algunas preguntas que se le hicieron que quedaron pendientes”, advirtió.

La defensa de Jorratt

Asegurando que el sistema propuesto es ventajoso y aún menos complejo que el actual, el director del SII detalló que el equipo que lidera ya se encuentra trabajando en el diseño operativo del nuevo modelo tributario. De hecho, anticipó que se crearán dos nuevas subdirecciones. Una de ellas se dedicará a facilitar y asistir el cumplimiento tributario.

“Está incorporado además un proceso de adaptación. Los principales cambios parten el año comercial 2017 y año tributario 2018. Eso es un período razonable”, dijo.

1. Atribución de rentas

Según Jorratt, las empresas harán dos declaraciones juradas. En una, deberán identificar a sus socios o accionistas con su respectiva participación. En la otra declaración, cada empresa deberá informar el monto de su renta líquida imponible (RLI).

Con ambos documentos, que deberían ser remitidos entre enero y marzo, el SII realizará una propuesta de declaración de renta la que deberá ser validada por las empresas. Así, dijo, será el Servicio el que realizará la atribución de rentas con la información proporcionada por las propias empresas y no serán éstas las que deberán recopilar esos datos respecto de cada una de las sociedades en las que tienen participación.

Ante las dudas sobre la complejidad que conllevaría el nuevo mecanismo, el director del SII precisó que el 85% de las personas que reciben rentas empresariales no participan en cadenas societarias. “Entonces, el supuesto problema está restringido al 15% restante (…) Además el 96% de las empresas son individuales o sociedades cuyos socios o accionistas son todas personas naturales. Es decir, la mayoría de las personas no suelen participar en intrincadas redes de propiedades societarias”, detalló Jorratt.

Añadió que en caso de haber errores -en la identificación de socios o accionistas, información de renta imponible-, que requieran modificar las propuestas de declaración, se establecerá un plazo para rectificaciones. Afirmó, no obstante, que ello ya ocurre hoy -por ejemplo en la imputación de recursos del FUT-, y que por tanto ello no debiese significar mayor dilación o complejidad.

En este sentido, sostuvo además que según las estadísticas del SII, actualmente las rectificaciones anuales que realizan las empresas a su renta líquida imponible alcanzan unas 22 mil, lo que representa apenas el 0,7% del total de declaraciones procesadas en un año. “Aun cuando se llegue a un número mayor, es difícil que se torne inoperante el sistema. Sigue siendo manejable”, defendió Jorratt.

2. Retención del 10% y fondos de pensiones

Frente a las dudas respecto de cómo los fondos de pensiones -que no son contribuyentes del impuesto a la renta-, podrán recuperar la retención adicional de 10% al impuesto de primera categoría, Jorratt se limitó a señalar que -tal como indicó el ministro de Hacienda, Alberto Arenas-, ello será precisado en una indicación al proyecto de ley.

3. Facultades del SII

Otra de las interrogantes planteadas por Ricardo Lagos Weber (PPD) apuntó a si la definición de la participación y distribución de utilidades que determinen los socios podrá ser objetada por el SII. Jorratt afirmó que se tratará de casos “muy específicos”, y que “en ningún caso el Servicio planificará el porcentaje de participación”. Aseguró que sólo ocurrirá en “situaciones excepcionales donde claramente haya intención de eludir impuestos”.

4. ¿Por qué eliminar 14 bis y 14 quáter?

Consultado por el senador Coloma por las razones de la supresión de los regímenes tributarios de 14 bis y 14 quáter -y la consolidación de beneficios en el 14 ter (de depreciación de activos)-, Jorratt sostuvo que muchas veces el costo de estos regímenes era más alto que el impuesto que corresponde pagar. “El 14 ter es el que cumple mejor con lo que uno espera de un régimen simplificado”, dijo. Además, aclaró que la depreciación instantánea podrá ser utilizada para activos fijos, inventarios e incluso para capacitación, compra de mercadería, innovación y desarrollo.

5. Doble tributación

Ante la posibilidad de que algunos países no reconozcan la renta atribuida como crédito a los impuestos de los extranjeros en sus respectivos lugares de origen, lo que podría amenazar los convenios de doble tributación que tiene Chile, el director del SII, manifestó que “los Estados quieren mantener convenios vigentes”. Sin embargo, el senador José García Ruminot planteó que esto podría abrir a la puerta para que a un país le resulte más fácil desahuciar un convenio vigente.

Comentarios

Conectate con