x

Las inquietudes de los ex presidentes del Banco Central

Una jornada inédita se vivió ayer en la comisión de Hacienda del Senado. En la instancia, los cuatro presidentes que lideraron el consejo del Banco Central para el período 1989 y 2007, Andrés Bianchi, Roberto Zahler, Carlos Massad y Vittorio Corbo, expusieron sus principales impresiones -y, ciertos casos, reparos- sobre el proyecto de reforma tributaria. El lunes había hecho lo propio José de Gregorio.

(Diario Financiero) La implementación del régimen de renta atribuida, las nuevas atribuciones que tendrá el Servicio de Impuestos Internos (SII) y la eliminación del Fondo de Utilidades Tributables (FUT) sin un “adecuado” mecanismo de compensación para la inversión, estuvieron entre las principales advertencias que formularon los otrora líderes del instituto emisor. Y no sólo se quedaron en las críticas, sino también realizaron propuestas muy concretas en cada tópico.

Andrés Bianchi, titular del emisor en 1989-1991: “Para que nuevo régimen sea efectivo, debe nacer de un acuerdo transversal”
De los cuatro ex presidentes del Banco Central que expusieron ayer en la Cámara Alta sobre la reforma tributaria, por lejos el más duro y crítico fue Andrés Bianchi.

Quien liderara el Consejo del instituto emisor entre 1989 y 1991 advirtió que para que el cambio al sistema tributario se implemente de manera adecuada, se debe realizar de manera consensuada, enviando un mensaje a Hacienda, que en las últimas semanas se ha abierto a modificaciones en el proyecto.

“El sistema tributario no debe ser inmutable y es natural que haya algo de incertidumbre por los cambios. Para que el nuevo régimen sea efectivo, debe nacer de un acuerdo transversal más allá de las mayorías circunstanciales”, argumentó, reparando que en caso contrario “se corre el riesgo” de una nueva modificación a futuro.

Pero el punto más crítico de su exposición fue lo referido al régimen de renta atribuida, al cual el ex timonel del BC calificó como la propuesta más “novedosa y radical” del proyecto.

Dicho esto, planteó que no existe un sistema similar en ningún lugar del mundo, lo cual “es preocupante, ya que no se podrá identificar los problemas y las soluciones a los mismos a través de un análisis comparado de experiencia”.

En este punto, sostuvo que hay un “alto riesgo” de que el punto sea objetado por el Tribunal Constitucional, por lo que llamó a la autoridad a abrirse a modificaciones en el punto.

“Lo que importa es que esta controversia podría llegar al Tribunal Constitucional, lo que sería muy grave. Es evidente que hay un alto riesgo y se debe llegar a un acuerdo”, dijo.

Comentarios

Conectate con