x

Importaciones anotan mayor caída desde crisis de 2009

Las compras de bienes desde el exterior retrocedieron 17,6%.

(La Tercera) Ratificando la extensión de la desaceleración de la economía chilena a casi la totalidad de los indicadores macroeconómicos, en mayo, las importaciones de bienes hacia el país cayeron 17,6%, totalizando US$ 5.508 millones. Se trata del mayor retroceso mensual desde octubre de 2009, en plenos coletazos de la crisis global, cuando se contrajeron 29%.

De acuerdo con lo informado por el Banco Central, en los primeros cinco meses del año, las importaciones acumulan US$ 28.177 millones, una baja de 9,7% respecto del mismo lapso de 2013.

El retroceso de las importaciones fue liderado por las entradas de bienes de capital (22%), seguido por bienes intermedios (19%) y de consumo (10%).

En mayo, las exportaciones también disminuyeron, aunque marginalmente (0,7%), hasta los US$ 6.961 millones. Con esto, el saldo de la balanza comercial de Chile llegó a US$ 1.453 millones en mayo y a US$ 4.473 millones en lo que va del año.

Inversión y consumo

Para los expertos, el descenso en las importaciones de bienes de capital (maquinarias, equipos, vehículos de carga, entre otros) da cuenta de la profundización de la ralentización de la inversión, que en los últimos dos trimestres promedia una caída superior al 8%. Situación que, dicen, se está traspasando rápidamente hacia el consumo, que entre enero y marzo creció 2,9%, por lejos de las tasas de dos dígitos que exhibió durante todo el año pasado.

“Esto indica que hay un segundo trimestre en que la inversión va a caer entre un 5 y un 7% pues se sigue contrayendo”, afirma Patricio Rojas, de Rojas y Asociados. Agrega que, “además, la importación de bienes de consumo privado se sigue desacelerando, lo que se va a acentuar. Esta desaceleración que se había previsto en demanda se ha generalizado en demanda por consumo”.

Coincide Alejandro Fernández, de Gemines: “Hasta ahora teníamos internalizada una caída en la inversión y estas cifras muestran que a eso se está sumando rápidamente el consumo. Esto debiese mantenerse un par de trimestres y comenzar a repuntar hacia fines de año”, sostiene.

Para Antonio Moncado, economista de BCI Estudios, los resultados adelantan una caída de la inversión en el segundo trimestre aún mayor al -5% registrado entre enero y marzo. “Estos datos revelan un segundo trimestre más deteriorado en materia de inversión, asociado al ciclo de inversiones mineras. Creemos que vamos a tener una pausa en el tercer trimestre y una leve recuperación hacia la última parte del año”, dice, proyectando una variación nula de esta variable como promedio 2014.

Opinión similar tiene Matías Madrid, economista jefe del Banco Penta. “El consumo privado se sumó a la desaceleración. Es una desaceleración pronunciada que se suma a la inversión y que hace dudar seriamente respecto de la leve recuperación de la economía que se preveía inicialmente”.

Comentarios

Conectate con