x

Jofré: «Vamos a tomar todas las salvaguardias que eviten la politización del proceso»

El ex presidente del directorio de la compañía reivindica que la administración y gestión de la empresa deben estar en manos de sus ejecutivos y adelanta que la búsqueda del nuevo N° 1 de la firma estatal se hará con criterios técnicos.

(El Mercurio) Gerardo Jofré fue uno de los tres directores de Codelco -junto con Marcos Büchi y Marcos Lima- que se opuso a la remoción de Thomas Keller de la presidencia ejecutiva de la compañía estatal, la que se definió la madrugada del viernes y que se materializará el próximo viernes 13 de junio.

Confiesa que la reunión de directorio en que se votó su salida fue difícil, pero menos dura de lo que se pueda pensar, destacando el rol del nuevo presidente del directorio, Óscar Landerretche -que se abstuvo de votar- en la búsqueda de consenso y de un clima de respeto entre quienes defendieron posiciones antagónicas.

-¿Por qué rechazó la remoción de Thomas Keller de la presidencia ejecutiva de Codelco?

«Las razones son varias. En primer lugar, la gestión de la compañía ha sido muy positiva. La empresa ha logrado mantener sus niveles de producción razonablemente, a pesar de una fuerte caída en las leyes. Además, la compañía ha logrado también controlar los costos. La información que tenemos es que estamos un poquito mejor que el mercado y hemos entrado al segundo quintil de costos. Después, se ha avanzado mucho en temas de seguridad y ha habido mejoras sustanciales en sustentabilidad y en medioambiente».

«Además, la evaluación del presidente ejecutivo era positiva. No quiero dar detalles, porque no son elementos para ventilarlos públicamente, pero era una evaluación positiva. Entonces, en realidad toda la apreciación de su gestión era muy positiva».

-¿Cree que el directorio está teniendo hoy una injerencia excesiva en las decisiones de gestión de la compañía?

«Yo no lo veo así. A ver… aquí llevamos muy poco tiempo con el directorio actual, así que todavía es difícil tener una apreciación cabal. Pero no lo veo así. Creo que el directorio está de a poco aprendiendo a montarse en la compañía, pero yo veo una actitud positiva, una actitud abierta y prudente en general. Podrá haber algunas cosas de repente, cosas que hay que acomodarlas, pero creo que el directorio tiene el principio claro de que la administración hay que delegarla en los ejecutivos y que el directorio actúa en sala».

-Se lo pregunto porque una de las razones que deslizó Keller en la entrevista a «El Mercurio» fue esa…

«Yo no la he visto. Ahora, tengo menos información, porque soy un director que está afuera y no lo puedo desmentir, pero yo no la he visto. No he visto que haya esa actitud y espero que no la haya, porque es muy importante que la administración ejecutiva la hagan los ejecutivos».

-Ha trascendido que algunos nuevos directores, por ejemplo, han pedido tener oficina en la empresa, cuando su cargo no lo permite…

«Sí, pero bueno, a mí no me parece que eso en sí sea una intervención. Además que no se ha asignado esa oficina».

-¿Qué director nuevo lo solicitó?

«Prefiero no dar el nombre».

-¿Tienen un candidato claro hoy para asumir la presidencia ejecutiva?

«No hay un candidato claro ni para la presidencia interina ni para la ejecutiva. De hecho, tenemos que volver a juntarnos y lo haremos durante la semana que viene, para definir el interinato y para definir cómo vamos a proceder en la búsqueda. Ahora, mi impresión es que vamos a ir a una búsqueda muy técnica, por lo que estoy viendo en la actitud del presidente del directorio y, en general, de todo el directorio. Que vamos a tomar todas las salvaguardias que eviten la politización del proceso».

-¿En qué clima se realizó el directorio extraordinario de la noche del jueves?

«Era una reunión difícil, pero creo que fue menos dura de lo que puedan pensar. Hubo una actuación muy encomiable del presidente del directorio. Él hizo un genuino esfuerzo, agotador por lo demás, tratando de levantar una alternativa de unanimidad del directorio, lo que por diversos motivos no fue viable. Y yo creo que no era posible. De manera que no fue que él fracasara en su intento. Yo diría que generó un espíritu de buscar y valorar mucho la armonía entre los directores».

«Así que cuando entramos a la sala en la reunión hubo un muy buen tono. En ningún momento alguien se salió de sus casillas. Se mantuvo la serenidad. Todos dijeron sus puntos con claridad y con toda la fuerza que tenían que hacerlo, pero creo que se avanzó. Porque también estos conflictos sirven para que se generen confianzas más personales».

-¿Cómo debe interpretarse el voto de Marcos Lima en contra de la remoción de Keller, precisamente cuando él está más vinculado al oficialismo?

«Lo que pasa es que esto es una cosa que va más allá de las posiciones políticas. No diferencio mucho entre las motivaciones y la fundamentación que dio Marcos Lima y la que di yo o Marcos Büchi».

-¿Cree que quienes apoyaron la destitución de Keller lo hicieron por razones técnicas o también influyeron aspectos políticos?

«Yo creo que los directores nuevos que votaron, y no es culpa de ellos, no tienen suficientes antecedentes. Aquí hubo una votación que se produjo en un clima complejo, generado por stakeholders del sector político y por los sindicatos. Entonces, yo creo que aquí había la percepción de que no era viable la continuidad del presidente ejecutivo. Mi percepción es que reconozco que era difícil, pero creo que habríamos dado una gran señal al país si hubiera triunfado la postura de que continuara el presidente ejecutivo. Entonces, respondiendo a la pregunta: creo que ellos también tuvieron una postura técnica, en el sentido que hicieron una apreciación de la viabilidad de algo que les parece que no había».

«También creo que influyó mucho la entrevista de Thomas Keller, donde él, en muchos aspectos, se veía como separado del directorio, y cosas de ese tipo».

-¿Cómo quedó la relación en el directorio tras la reunión de antenoche?

«La postura generalizada del directorio es que vamos a hacer un esfuerzo grande por construir un clima armonioso. Yo creo que hay muchos elementos para eso y anoche se avanzó en esa dirección, en las confianzas personales. Y ahí insisto en que la gestión del presidente del directorio fue muy relevante. El trabajo del presidente del directorio la noche del jueves ayudó muchísimo a generar confianzas personales entre los directores, por el respeto con que se planteó y su respeto a escuchar todas las posiciones».

Comentarios

[miniorange_social_login apps="linkin" shape="longbuttonwithtext" view="horizontal" theme="default" space="10" width="340" height="35" color="000000"]