Jaulas de cobre para cuidar centros de cultivo: Aquí se juntan la minería y acuicultura en Chile

Las estructuras submarinas hechas con aleaciones de cobre implican un menor riesgo de infecciones.

Respetan el medio ambiente y ayudan a conservar la salud y desarrollo de organismos. Las aplicaciones del cobre se han multiplicado en los últimos años, aunque quizá las jaulas de los centros de cultivo es una de las favoritas. Las estructuras submarinas hechas con aleaciones de cobre implican un menor riesgo de infecciones.

Las características inherentes al metal rojo filtran los ataques de virus y bacterias, un importante enemigo de la compañías pesqueras. Las mallas de cobre permiten una mayor oxigenación y eliminan los hongos y moho que surgen normalmente en las jaulas.

La iniciativa de Pucobre comenzó en abril de 2011. En aquél momento, la primera jaula de aleación de cobre (cobre + zinc) alcanzaba los 20 metros de diámetro, 10 metros de largo y cuatro toneladas de peso. La estructura fue instalada a 30 metros de profundidad en Angelmó (Región de Los Lagos) y el buen comportamiento de la innovación ha provocado que varias empresas se sumen al desarrollo.

Con el tiempo, los responsables de este tipo de estructuras han determinado que las jaulas de aleación eliminan hasta el 99,9% de virus y bacterias (incluido el ISA).

En la siguiente galería puedes ver imágenes sobre el proceso de instalación de una jaula de cobre o el aspecto que tienen por dentro.

Comentarios

Conectate con