x

Traspasos de derechos de agua no consuntivos movieron US$61 millones en 2013

Las mineras, en el caso de los derechos consuntivos y las eléctricas, para los otros títulos, son las que más pagan.

(Pulso) Las restricciones existentes para el otorgamiento de derechos de agua -sobre todo en las cuencas más explotadas- no necesariamente significan que para un privado no sea posible obtener uno de estos permisos. No obstante, el camino alternativo es costoso.

En los últimos años se ha disparado la venta de derechos de agua entre privados, moviendo sólo el año pasado US$61 millones, la mayor cifra de la historia (en doce meses) para este tipo de transacciones y que es 60% más alta que los US$39 millones que movió este mercado en 2012.

Hace 10 años, las transacciones registradas por este concepto fueron doce; el año pasado sumaron 675.

Todo esto, de acuerdo con un cálculo elaborado por PULSO a partir de información oficial publicada por la Dirección General de Aguas, entidad estatal encargada de otorgar los derechos a los privados que lo soliciten, además de planificar el desarrollo hídrico en las fuentes naturales e investigar y medir el recurso.

Los últimos datos disponibles corresponden a los derechos no consuntivos, mientras que respecto a los registros más nuevos para los derechos consuntivos sólo hay información histórica disponible desde 2012.

Los derechos no consuntivos son aquellos en los que el titular se compromete a restituir el agua en un punto determinado, permitiendo así que la misma agua pueda ser consumida más abajo por otra industria o actividad.

Además de los montos agregados, ha crecido fuertemente el valor promedio de cada uno de estos derechos, los que se transaron a un promedio cercano a los US$460 por litro el año pasado.

Así, durante 2013 se registraron importantes transacciones, como por ejemplo, la compra de 78 litros por segundo en la Región del Maule por parte de AES Gener a HydroChile (empresa ligada al empresario Carlos Cardoen), por los que la generadora pagó US$3,4 millones.

Este es sólo uno de varios paquetes de derechos de agua que la eléctrica de propiedad de AES Corp. adquirió de HydroChile el año pasado, siendo estos negocios de los más representativos de los altos valores que se llegan a pagar por los derechos de agua.

Los máximos valores observados el año pasado para este tipo de transacciones llegaron a cerca de $20 millones por cada litro por segundo. Eso sí, al analizar las últimas compraventas de derechos consuntivos, estos valores se disparan aún más, sobre todo en negocios registrados en regiones mineras.

Allí, la oferta actual puede alcanzar los US$500 mil por cada litro por segundo.

Según expertos, esto está fuertemente determinado por la sequía, pues algunos agricultores, ante la falta de agua, han vendido sus pertenencias a las mineras, las que aunque reciben los inmuebles asociados, sólo están interesadas en los derechos de agua.

¿Quiénes compran estos derechos? Los primeros son demandados de manera creciente por empresas eléctricas, pues es necesario contar con un caudal suficiente para levantar centrales de pasada. En el caso de los derechos consuntivos, las empresas que más pagan son las mineras, sobre todo en el norte del país donde los agricultores han accedido, de manera creciente, a traspasar sus títulos a las cupreras.

¿Qué recibe el fisco?

A pesar de que el otorgamiento de derechos de agua es gratuito por parte del Estado, en este tipo de transacciones no se involucra, al constituirse en dominios de uso público en manos de entidades privadas.

Este es uno de los puntos que pretende corregirse con la próxima reforma al Código de Aguas, lo que fue anunciado por la presidenta Michelle Bachelet durante el discurso presidencial.

Comentarios

Conectate con