Eléctricas son las que más pagan multas por no uso de derechos de agua

Endesa, con US$16 millones en cobro de patentes y AES Gener (US$9 millones) acumulan el 32% del total. La cifra es la más alta de los últimos años.

(Pulso) En las últimas semanas, la Dirección General de Aguas remitió a Tesorería los cobros de patentes por no uso de derechos de agua, instancia contemplada en el Código de Aguas y que busca fomentar la utilización de los derechos de aprovechamiento que han sido otorgados.

Las empresas fueron notificadas a comienzos de enero y tuvieron hasta el 31 de marzo para cumplir con el trámite. Posterior a eso, el Fisco está facultado para iniciar las gestiones de cobranza.

La normativa vigente en materia de aguas -puntualmente, la reforma al Código de Aguas de 2005- contempla el pago de una multa por parte del titular de un derecho de aprovechamiento de aguas por la no utilización o por la utilización parcial de las mismas. La Dirección General de Aguas (DGA) publica el día 15 de enero de cada año una resolución que contiene el listado con todos aquellos derechos no consuntivos que quedan afectos al pago de esta multa, estableciendo además el monto correspondiente.

En el último proceso, el número de multas cursadas llega a casi 5.000 y el monto total afecto es de US$78 millones. Las empresas que deben pagar las mayores cifras son las generadoras eléctricas, que son las que ostentas los mayores derechos de agua. De hecho sólo dos empresas, Endesa y AES Gener, deben pagar el 32% del total, equivalente a casi US$25 millones.

El no pago de las multas puede dar lugar a remates.

La mayor multa individual va dirigida precisamente a Endesa Chile. La mayor generadora del país debe pagar unos US$8,4 millones por no utilizar un derecho de agua constituido en la provincia de Llanquihue, región de Los Lagos, que fue constituido en 1990.

Cabe consignar que las patentes aumentan año a año.

La sociedad HidroAysén, que integran la propia Endesa y Colbún, debe traspasar al Fisco US$6,1 millones.

Los que no pagan

Uno de los mayores problemas a los que se enfrenta el Estado en esta materia es que varias de estas patentes nunca son pagadas.

En 2012, la DGA impuso multas o patentes por US$63 millones, pero sólo recaudó US$53 millones. La diferencia, US$10 millones, da pie a que se rematen los títulos asociados. Pero desde 2011 no se ha efectuado un solo remate.

¿A qué se debe? Hay tres razones que lo explican. El primero es la falta de recursos: el trámite es engorroso y costoso para el Estado. El segundo es la existencia de un subterfugio que utilizan algunos titulares mediante una maniobra en la que utilizan al Conservador de Bienes Raíces. El tercero, la venta de derechos de agua antes del remate, lo que deja atado de manos al Estado.

Aún cuando este tema no ha sido abordado públicamente por las autoridades, es posible que forme parte de la reforma en que se está trabajando.

Comentarios

Conectate con