Monitoreo, personalización y otros consejos para controlar el polvo en caminos mineros

En una presentación, el gerente general de la empresa Dust a Side, Ramón Rada, abordó aspectos esenciales para el control de material particulado.

Un repaso a las acciones que deben realizarse dentro de un programa de supresión o mitigación de polvo en caminos mineros junto a un análisis a los mitos surgidos en torno al tratamiento de este material, fueron algunos tópicos abordados por el gerente general de la empresa de control de polvo, Dust a Side, Ramón Rada durante una actividad del Instituto de Ingenieros de Minas de Chile.

En su presentación denominada “control de polvo, legislación, productividad, mitos y realidad”, el ejecutivo explicó que al controlar el polvo en caminos mineros se genera un impacto positivo en ahorro de recursos y un menor consumo de agua, además de eficiencia energética.

De acuerdo con Rada, en un programa de supresión o mitigación de polvo se deben “evaluar las fuentes de generación que existen, levantar un inventario de polvo junto a las faenas e instalar un sistema de monitoreo que permita entender cuáles son las fuentes más críticas y dónde están los focos de contaminación que comprometen la viabilidad del proyecto”. A lo anterior, agregó la necesidad de realizar un análisis del agua, testear su composición química y definir la propiedad del supresor.

Del mismo modo, se refirió a algunos mitos que han surgido en la industria de control de polvo en caminos mineros, entre los cuales mencionó la idea de que un supresor resuelva el problema. “Cuando tengo una operación minera con un impacto tremendo en polvo con contaminación ambiental en el aire, compleja, un supresor de polvo no resuelve el tema. No se resuelve con un producto, se resuelve con un programa integrado y una planificación estratégica combinada de todos los esfuerzos de la operación”, afirmó.

Otro de los mitos analizados, se refiere a que un supresor solo se aplica una sola vez y que todos los caminos mineros son iguales. Según el gerente, “no se puede pretender que un producto aplicado sobre el problema, lo resuelva y luego me olvido”. En esta línea, enfatizó que es “imposible controlar el polvo de una mina sin tener un programa de supresión o mitigación comprometido operacionalmente y de largo plazo”.

Comentarios

Conectate con