x

ISP detecta metales pesados frente al puerto de Antofagasta

Es el segundo estudio que arroja resultados similares en los últimos dos meses. El anterior fue realizado por la U. de Chile y el Colegio Médico.

(El Mercurio) Altas concentraciones de 16 metales pesados en las inmediaciones del puerto de Antofagasta, a pocas cuadras del centro de la ciudad nortina, y junto a un liceo, complejos residenciales y paseos costeros, reveló un estudio encargado por el Gobierno Regional de Antofagasta al Instituto de Salud Pública (IPS).

Seis de esos metales (plomo, arsénico, cobre, zinc, cadmio y molibdeno) registraron niveles similares y superiores a la norma que fija el valor máximo al que puede estar expuesta una persona. En el caso del plomo y del arsénico, los valores son de 400 mg/kg y 20 mg/kg, respectivamente.

La norma fue establecida por la Comisión Nacional del Medio Ambiente (Conama) para la contaminación con esos metales registrada en Arica y que se usa como referencia nacional.

Para el molibdeno y zinc, los índices rondaron y superaron los 10 mg/kg y 2.800 mg/kg, respectivamente, considerados por la norma internacional en países como Canadá y México. El cobre obtuvo sobre los 108 mg/kg. Chile no tiene norma para estos tres metales.

Ricardo Fábrega, director del ISP, informó que las muestras fueron tomadas entre el lunes 7 y el miércoles 9 de abril pasado por personal de la seremi de Salud de Antofagasta. “Se procesaron 27 muestras de sedimentación, en igual cantidad de puntos, con 16 metales -pesados- analizados”, indicó.

Valentín Volta, intendente de Antofagasta, anunció que la próxima semana será definido un plan de mitigación en la zona. “En el trabajo está la fiscalización que hacemos alrededor y al interior del puerto, donde también fueron tomadas muestras y sus resultados están en proceso”, dijo.

Volta también señaló que las medidas no descartan un eventual cierre del acceso al puerto y la reubicación de más de 600 alumnos de un liceo que funciona frente al terminal, hasta que se controlen los niveles de metales pesados.

Ambas autoridades anunciaron que la Segunda Región tendrá un laboratorio especial para analizar, entre otros, la concentración de metales pesados. El complejo será financiado con recursos del FNDR, y será una de las principales obras del plan de mitigación.

El terminal portuario, en tanto, está sometido a un sumario sanitario, y tiene plazo hasta el martes 13 de mayo para responder a observaciones realizadas por la seremi de Salud, como deficiencias en las medidas de seguridad para trabajadores expuestos a material particulado en suspensión.

El análisis del ISP se suma al realizado en marzo, junto al Liceo B-32, por el Centro Nacional del Medio Ambiente, de la Universidad de Chile, y el Colegio Médico de Chile, que detectó altas concentraciones de 19 metales pesados. Entre ellos, plomo, cobre y arsénico.

Mientras tanto, la Corte Suprema debe resolver si se autoriza la construcción de un galpón en el puerto, que almacenaría 600 mil toneladas al año de concentrado de cobre.

Comentarios

Conectate con