x

Empresario minero lidera proyecto de megapuerto por hasta US$1.200 millones

Claudio Andrade Gutiérrez está negociando con fondos de inversión y operadores internacionales su ingreso como socios al proyecto, que se ubicaría en Quintero, Región de Valparaíso.

(Pulso) El llamado Puerto San José, ubicado en la bahía de Quintero, Región de Valparaíso, es un proyecto que se ha mantenido bajo siete llaves, pero promete ser un aporte a la capacidad portuaria del país.

Si bien la concesión data de 2007, el proyecto vivió varios vaivenes que lo llevaron a postergarse. Finalmente, en 2010, el empresario minero de la Cuarta Región, Claudio Andrade, entró en la sociedad concesionaria y apostó por revivirlo.

Es así como el empresario -que es asesorado por la firma australiana GHD (especialista en ingeniería conceptual e impacto ambiental), el estudio Barros & Cía. (en riesgos y seguros) y por la uruguaya BGL (asesoría financiera)- comenzó a gestar un proyecto de puerto para Quintero.

La iniciativa implica una inversión de hasta US$1.200 millones, con unos casi US$500 millones destinados a la primera etapa.

El proyecto San José consideraría un puerto multipropósito de siete sitios que permitiría la transferencia de carga general, frutícola, de vehículos, graneles, contenedores y combustible.

Dentro de las características del megapuerto, destacan su capacidad de atención a embarcaciones Post Panamax, de 15 metros de calado y 366 metros de eslora, que movilizan hasta 13.000 teus de carga.

Adicionalmente a ello, el proyecto contempla una zona de respaldo de 26  hectáreas en el mismo recinto y un área de apoyo logístico de 430 hectáreas a 30 kilómetros, donde ya existe, según la empresa, un opción de compra.

Si bien aún está en proyecto, se estima que este recinto alcanzaría a movilizar más de 18 millones de toneladas anuales, convirtiéndose así en un gran respaldo a la capacidad de la Región de Valparaíso y al país.

“Chile necesita de una infraestructura portuaria de categoría mundial y eso probablemente se logra con la unión de todos los actores: Valparaíso, San Antonio, Ventanas y, por supuesto, San José, que traerá la última tecnología disponible en el mundo para la atención de las naves”, explicó Andrade.

Además, para el empresario la bahía de Quintero goza de grandes condiciones para este emplazamiento, como la profundidad que permite la llegada de naves de gran calado y la disponibilidad de terrenos para la instalación de puertos secos o ZAL (zona de apoyo logístico) que permitan alojar camiones y carga.

Actualmente, la sociedad se encuentra negociando el ingreso de operadores internacionales y fondos de inversión. “Estamos en conversaciones con uno de los operadores más grandes del mundo, pero hay otros interesados. También estamos en conversaciones con varias navieras y empresas EPC,s (ligadas a ingeniería y construcción)”, dijo Andrade.

Comentarios

Conectate con