Una mesa redonda especializada buscará generar un debate entre trabajadores y empleadores. “El factor humano hace la diferencia al momento de hablar de competitividad en la industria”, comenta el chairman de la instancia.

En forma paralela a la 13ª versión de Expomin se realizará nuevamente el Congreso asociado al evento, donde destacados expertos nacionales e internacionales abordarán los escenarios futuros y desafíos que enfrenta la actividad en Chile y en el mundo. La instancia, que lleva como lema “Tiempos de Competitividad e Innovación Tecnológica”, tiene como presidente al CEO y gerente general de Lumina Copper, Nelson Pizarro. En los comités técnicos se ha contado con la participación de representantes del Consejo Minero y Sonami, además de firmas como Codelco, Anglo American, Antofagasta Minerals, Collahuasi y BHP Billiton, entre otras.

Los temas que analizará el Congreso se centran en el abastecimiento de agua y energía que requieren los proyectos mineros, las estructuras de costos que inciden en la competitividad del sector, el descenso en la ley de los minerales, su recuperación desde residuos, la sustentabilidad, el desarrollo tecnológico y la problemática laboral.

Específicamente sobre este último punto, el viernes 25 de abril tendrá lugar la Mesa Redonda “Desafíos Laborales y Recursos Humanos en Minería”, la cual será encabezada por el abogado de la Universidad de Chile y socio del Estudio Lizama y Cía., Luis Lizama, quien analiza que “el factor humano es altamente incidente en la competitividad a la que aspiran las empresas mineras.

Ello, porque la tecnología y el capital se pueden conseguir con relativa facilidad, pero el reclutamiento y la selección de personas capaces y talentosas para la industria minera se ha vuelto difícil, tanto por su escasez como por la mayor oferta de empleo en las zonas mineras. De este modo, el factor humano hace la diferencia al momento de hablar de competitividad en la industria”.

En opinión del especialista, hoy las empresas mantienen políticas diversas en cuanto a la selección y reclutamiento de su personal. “Sin embargo, un denominador común es la búsqueda de trabajadores que tengan competencia técnica para el desarrollo de la función que deberán efectuar, así como capacidad para trabajar en equipo, comunicación fluida y asertividad. Esto es: una combinación virtuosa de competencias duras y blandas”, puntualiza.

Lizama espera que la cita sirva para “generar una interesante discusión entre los actores sociales de la industria: trabajadores y empleadores, sobre el futuro del sector más dinámico de nuestra economía, que –en mi opinión– debería continuar en la senda de la autorregulación colectiva en materia laboral”, concluye.