x

Industria pesó sólo 10,5% en el PIB. En 2003 explicaba 16,6%

El sector Servicios financieros y empresariales representó un 19% del PIB en 2013 , seguido de Servicios personales con un 11,2%.

(Pulso) La semana pasada el Banco Central publicó el informe de Cuentas Nacionales donde se informó la evolución de la actividad económica en 2013, según el documento la Minería, Comercio y Servicios Empresariales fueron los que presentaron la mayor contribución al crecimiento del PIB del ejercicio anterior. De hecho, la suma de estos tres sectores (1,9%) representa casi la mitad del 4,1% que se expandió la economía el año pasado. Sin embargo, existe otra dimensión en este análisis y que se refiere a cómo ha sido la evolución del peso que estos rubros económicos tienen en el PIB.

Al cierre de 2013 destaca Servicios financieros y empresariales, que llegó a explicar un 19% del PIB, seguido de Servicios personales con un 11,2%. Un poco más atrás aparece la Minería con un peso de 11,1% y la Industria Manufacturera con 10,5%. Un antecedente importante es que la suma de estos cuatro sectores superan el 50% del producto del año pasado, llegando a 51,9%. Al ver la tendencia desde 2003, el ganador es Servicios Financieros y empresariales, que se empinó desde el 14,6%.

Según explica el economista de Gemines, Alejandro Fernández, “en la medida que los países se van acercando al desarrollado, tienden a mostrar dinamismo en los Servicios”.

Similar percepción tiene Jorge Hermann, director de Hermann Consultores. “La mayor participación de los Servicios financieros y empresariales se debe al fenómeno de tercerización de servicios, que comúnmente ocurre a medida que los países alcanzan el desarrollo”, asegura.

Por el contrario, tal como es la tendencia en los últimos años en nuestra economía, los sectores que menos aportaron en el PIB fueron Pesca, con un 0,4%; Comunicaciones con un 2%; el sector Agropecuario-silvícola con un 2,7% y Electricidad, gas y agua con 2,8%.

Industria cae fuerte

Al mirar los datos desde 2003, el peso de la Industria Manufacturera en el PIB muestra un retroceso importante, al caer desde el 16,5% en 2003 hasta el 10,5% el año pasado.

Según fuentes del sector, este descenso se explica en que “los costos de la energía han ido subiendo”, lo que afecta la competitividad del sector. A ello se agrega que exista una presión de las remuneraciones por alzas que han presentado, sobre todo, en el sector minero. Un tercer factor que influye en este retroceso según fuentes de la industria, tiene relación con un tipo de cambio.

Por su parte, el sector Minería muestra una evolución poco constante. En 2003, representaba un 8,1% del PIB, luego en 2006 alcanza un peak de 20,6%, tras lo cual empieza a caer hasta 11,1% con que cerró el ejercicio anterior.

Según el gerente de Estudios de Sonami, Álvaro Merino, estas cifras se explican por las diferencias entre producción y precio del cobre año a año.

Comentarios

Conectate con