x

Cobre cae bajo US$3 y obliga a mineras a intensificar el control de costos

Operaciones como Michilla, de Antofagasta Minerals o Salvador, de Codelco, operan con un costo de caja por encima del cierre de ayer del metal.

(Pulso) El precio del cobre continuó ayer su caída libre en los mercados internacionales, situándose por debajo del soporte de US$3 por libra -considerado el límite de rentabilidad para un porcentaje importante de la industria- por primera vez en casi cuatro años.

El metal retrocedió ayer 3,31% en la Bolsa de Metales de Londres (hasta los US$2,94 por libra), en lo que significó la mayor baja diaria desde el 15 de abril de 2013. De paso, completó un descenso acumulado de 12,1% en lo que va del año y de 16,8% en los últimos doce meses.

Así, el promedio anual aculumado se sitúa en US$3,25.

El cobre, además, anotó el menor precio desde 5 de julio del 2010, es decir, hace casi cuatro años.

Se trata de un descenso que viene a confirmar la tendencia a la baja del metal en los mercados internacionales de los últimos meses y que ya había sido anticipada por diversos analistas. La desaceleración económica mundial -principalmente las preocupaciones sobre China- acompañada de un aumento de la oferta de cobre por la entrada de nuevas operaciones explican esta caída, según plantean diversos analistas citados por agencias.

¿Qué consecuencias traerá para la industria este nuevo escenario? Un cobre en US$3 por libra ya pone por debajo del límite de rentabilidad a operaciones como Michilla, de Antofagasta Minerals (AMSA) y Salvador, de Codelco, que muestran un costo C1 (que considera costo de mina, de planta, gastos generales, costo de fundición, refinería y fletes y descuenta crédito por subproducto) de US$3,22 y de US$3 por libra, respectivamente.

En una situación de estrechez quedan otras operaciones como Esperanza (AMSA) y El Soldado, de minera Anglo American, que ostentan un costo C1 de US$2,74 y US$2,52 por libra, respectivamente.

Según el académico de la Universidad Católica, Gustavo Lagos, se trata de una situación de la que se venían observando señales desde hace ya meses y que pilla a las mineras todavía con costos altos, a pesar de los planes de contención de costos en que ha estado trabajando la industria, principalmente la de gran escala.

Bajo la línea

Lagos plantea que varias operaciones quedan complicadas, incluso algunas de las más grandes. Ello, agrega, obligará a las empresas a intensificar estos controles de costos, tal como lo hicieran el año pasado con renegociaciones de contratos y desvinculaciones masivas.

En materia macroeconómica, el efecto más importante que tendría el menor precio promedio del metal rojo sobre la economía chilena, es en los ingresos fiscales. Esto, considerando que el presupuesto para este año se elaboró con un precio promedio de US$3,25 la libra, con ingresos estimados por US$59.082 millones.

De acuerdo con la opinión de Hermann González, economista de BBVA Research, si esta cifra terminara en US$3 la libra, los ingresos asociados al cobre se reducirían en US$1.200 millones aproximadamente.

Comentarios

Conectate con