x

Promueven estudios de biorremediación para la minería

El proceso a base microorganismos, aseguran en el Cicitem, es más productivo, limpio y genera menos costos que los métodos tradicionales.

Con el objetivo de buscar e incentivar nuevas formas de descontaminación en los procesos asociados a la producción de minerales en Antofagasta, el Director del Centro de Investigación Científico Tecnológico para la Minería (Cicitem), Luis Rojas, hizo un llamado a buscar metodologías más eficaces en materia económica y medioambiental.

Toda la producción de minerales en el mundo, asegura el científico, trae consigo la generación de contaminantes, tanto inorgánicos como orgánicos. Estos últimos son resultantes de la combustión de combustibles fósiles, tales como el diésel o el carbón, que además causan daño a la salud humana. Hasta hace algunos años, limpiar un sitio contaminado era sumamente complejo porque se usaban procesos químicos y físico-químicos con los cuales se producía más contaminación de la que se quería remediar. Estos métodos además eran poco selectivos, es decir, removían los contaminantes junto a otros elementos vitales para la vida de un suelo (elementos trazas, ácidos húmicos y fúlvicos, microbiota, etc.)

En este contexto, analiza Rojas, aparecen las tecnologías que utilizan los microorganismos, principalmente bacterias, hongos y levaduras, de las cuales se utilizan sus capacidades catabólicas para absorber o remover compuestos tóxicos a través de procesos de degradación, eliminándolos del medio ambiente. A este proceso, se conoce como Biorremediación.

“Cuando los contaminantes son inorgánicos, como por ejemplo, los metales pesados, las bacterias tienen la capacidad de adsorber estos metales o biotransformarlos. Es decir, una bacteria cuya membrana externa está cargada negativamente, atrae todos los metales que tengan carga positiva y quedan retenidos en la membrana celular. Pero también encontramos otros procesos muy interesantes. El Mercurio es un elemento altamente tóxico y contaminante, pero al actuar sobre él un tipo especial de bacteria, cambia del estado de oxidación +2 a Mercurio 0, es decir, queda en estado metálico. Este elemento es el único que en ese estado se presenta de manera líquida, lo cual favorece su tratamiento mediante la destilación, separación o evaporación”. Explica el director científico del Cicitem.

Respecto al costo y efectividad del proceso, los expertos aseguran que esta es una tecnología interesante, pues las bacterias pueden ser regeneradas constantemente, por lo tanto, reutilizadas. Al mismo tiempo, cuando estos microorganismos mueren, no provocan un impacto negativo pues pasan a ser nutrientes de otros organismos.

Investigación

La tecnología descrita es utilizada e investigada frecuentemente en los países desarrollados, por eso, desde CICITEM creen que es oportuno utilizarlas en nuestro país.

“Debemos enfatizar que los centros de investigación de Chile se han destacado en estas investigaciones científicas. Llegando incluso a patentar varios procesos de este tipo. Nos parece que es la dirección correcta avanzar en los estudios de Biorremedicación de sitios impactados con la actividad minera, para así convertirla en una industria más sustentable. Además debemos considerar que esta tecnología puede convertir a nuestro país, y específicamente a la Región de Antofagasta, en un polo de conocimiento ante la futura aplicación de las leyes sobre el cierre de yacimientos mineros”, finaliza Rojas.

Comentarios

Conectate con