x

Acciones de la cascada caen a precios mínimos tras estallido del caso

Un escenario que deja en una compleja situación financiera a las matrices de SQM. Pues en la medida que caen sus cotizaciones, deben salir a comprar más papeles para garantizar sus deudas.

(Pulso) Las acciones de la cascada sobre SQM van de mal en peor. Desde el estallido del caso que envuelve a estas sociedades -que le permiten a Julio Ponce poseer el 32% de SQM-, los títulos se encuentran por estos días en sus niveles más bajos en la bolsa, a pesar de las fuertes contracciones que sufrieron el año pasado.

Hoy los papeles de Norte Grande y Oro Blanco cotizan en sus precios mínimos desde 2008, mientras que Calichera lo hace desde 2009. Los montos también se han contraído considerablemente, pues hace cinco años la suma de operaciones en estos papeles llegó a representar el 26% de todas las transacciones que se hacían en la bolsa; situación muy distinta a lo que actualmente pasa en la rueda, donde el escaso volumen de operaciones en estos papeles no supera el 0,5%.

Esta iliquidez en las acciones de la cascada tiene dos caras. Por un lado ha mantenido los precios sin variaciones durante varios días, aunque transacciones con montos menores se han traducido en bruscos cambios de precios.

Hoy se cumplen dos semanas desde la última formulación de cargos por parte de la SVS, la cual incluyó a Leonidas Vial, presidente de LarrainVial; la corredora de este banco de inversión, incluidos ejecutivos; y Banchile Inversiones; entre otros actores bursátiles. Desde entonces, los papeles en las matrices de SQM han seguido evidenciando bajas. Norte Grande y Oro Blanco han caído un 7% y 6% en estos últimos 10 días hábiles, mientras que Calichera-A se ha mantenido en los $443,99.

CASCADA BAJO PRESIÓN

La menor cotización de estas acciones no es trivial para las empresas de Ponce.

En palabras del propio empresario, en agosto pasado: “Tanto las deudas bancarias de estas sociedades, como las contraídas con ocasión de la emisión de bonos, son garantizadas con acciones de SQM, o bien con acciones de las otras sociedades del grupo controlador”, cuyo activo subyacente sigue siendo SQM.

Así, en la medida de que cada una de estas empresas muestra caídas en su acción, sus correspondientes matrices deben garantizar con más títulos las obligaciones con sus acreedores. De no ser posible, podrían verse obligadas a una eventual fusión.

En este complejo escenario financiero, la cascada ya propuso aumentos de capital por US$120 mills. en Oro Blanco y US$92 mills. en Norte Grande. No obstante, la información respecto de estas operaciones ha sido objetada por la SVS, razón por la que aún no se inscriben estas capitalizaciones.

Comentarios

Conectate con