x

Sueldos en la minería suben 7% en 2013 y chilenos son los sextos mejor pagados del mundo

La mantención de las operaciones y la escasez de mano de obra calificada influyeron en que las remuneraciones de los trabajadores mineros sortearan la reducción de costos y la caída de las materias primas. Este año se espera una nueva alza, aunque a una menor tasa.

(El Mercurio) Ni la fuerte baja de los precios de las materias primas, ni la agresiva arremetida por bajar los costos de la minería han logrado que los sueldos de ese sector detengan su avance.

Aunque 2013 fue un año de ajuste, el sueldo promedio en la minería subió en torno a 7%, con lo que la renta anual del trabajador minero promedio avanzó a US$ 98.650, $54 millones o unos $4,5 millones mensuales.

Con esto, explica Rafael Castro, líder de Minería de Hays, los mineros chilenos mantienen el liderazgo en cuanto a sueldos de la región y el sexto lugar en la lista de los trabajadores mejores pagados del mundo, tras Noruega, Australia, Canadá, Alemania y EE.UU.

En todo caso, dice Carolina Varela, jefa de Selección de la Dirección de Operaciones Norte de Adecco, el alza en las remuneraciones de la minería se vio afectada durante el segundo semestre, donde las tasas de crecimiento “comenzaron a bajar por la escasa expansión que existió en el rubro”.

“El efecto de la falta de profesionales especializados en faenas mineras sigue pesando mucho”, dice Castro, quien en todo caso destaca que el avance en los niveles de sueldo registrado el año pasado estuvo por bajo del 11% que avanzaron las remuneraciones mineras en 2012, en una muestra que, de igual manera, el ajuste se sintió en los sueldos.

Para Carolina Varela, a este factor se suman otras variables como la necesidad de retención de talento dentro de las mineras y el problema que genera el lento proceso de llenar las vacantes en el sector. “Una vacante desocupada en una empresa con un alto ritmo de trabajo a veces es más costoso que aumentar la remuneración de un trabajador”, indica Varela. Por eso, las empresas están más enfocadas a invertir en capacitar a sus propios trabajadores.

Esta idea también explica la diferencia entre los aumentos: mientras los cargos profesiones crecieron a rangos de más del 10%, los técnicos lo hicieron a tasas del 5%.

Sebastián Marzal, gerente comercial de la firma nacional de recursos humanos Activos Chile, dice que las negociaciones colectivas fueron clave a la hora de subir los sueldos. Sin estos procesos los sueldos solo se habrían reajustado por IPC.
Esta tendencia, agregan en Hays, debería continuar durante este año, cuando se espera que los sueldos de los trabajadores de la minería crezcan poco más de 4%. La posibilidad de que el general de los sueldos, sobre todo en las áreas profesionales, baje es escasa, dice Rafael Castro, “principalmente porque hay una muy baja oferta de profesionales experimentados”.

No todo sube

Sebastián Marzal explica que en 2013 la minería se vio afectada por un tema de expectativas que iba, desde el cambio de gobierno hasta la judicialización de proyectos.

Esta incertidumbre, sumada a proyectos ya paralizados, hizo que la oferta de plazas cayera. Con esto “el mercado de recursos humanos creció: hoy hay más gente buscando trabajo, porque hay muchos proyectos paralizados y eso llevó a que algunas empresas proveedoras desvincularan o dejaran de contratar mucha gente, la que llegó al mercado laboral”, señala Marzal.

Hoy las mineras no tienen los problemas que tenían hace un año para encontrar trabajadores: los tiempos de espera son menores, el costo es más bajo y ya no es necesario, salvo algunas excepciones, fijarse en candidatos de la competencia, pues hay personas con preparación y experiencia suficientes sin trabajo en el mercado. “Esto no significa que el panorama se haya liberado completamente”, dice Marzal.

En este contexto, los “precios” de los trabajadores que están buscando trabajo cayó por primera vez desde 2008.
Esto también ha hecho que los esfuerzos de las mineras por llenar las vacantes que se les generaban con personal extranjero decaigan, pues el costo de los nacionales es más bajo, hoy están más disponibles, y no demoran tanto en estar operativos.

Los más afectados, eso sí, dice Marzal, son todos los trabajadores de las áreas de proyectos y sondajes. “Los geólogos y los ingenieros, quienes dependen de las áreas de proyectos, así como los que trabajan en sondajes, son los que han visto más perjudicados sus sueldos”, señala Sebastián Aldunate del Área de Ingeniería de Hays.

Comentarios

Conectate con