x

Patricia Mohr: “Creo que el superciclo volverá después de 2015. Al menos para los metales base”

La llamada “reina de los commodities” espera un muy leve ajuste en el precio del cobre, hasta los US$3,15. Señala que en general las materias primas han ganado piso más fuerte por la recuperación de EEUU, la eurozona y Japón.

(Pulso) La caída en el precio de los commodities fue una de las variables que más golpeó a los mercados financieros del grupo de emergentes en 2013, en especial a A. Latina. La buena noticia es que relativo a lo ocurrido ese año, el 2014 tiene mejor aspecto. Así lo afirma la vicepresidenta y especialista de los mercados de commodities de Scotiabank Group, Patricia Mohr, quien dice que para los próximos meses no espera mayores caídas en general para las materias primas.

La analista conocida en el mundo como la “reina de los commodities” explica que en la mayor parte de las materias primas el factor que más incidió en el retroceso de los precios fue el pobre desempeño macro a nivel global, donde China tuvo una fuerte influencia. No obstante, en otros casos hubo algunos eventos particulares que terminaron deprimiendo las cotizaciones, como ocurrió por ejemplo en los mercados del cobre y del níquel (mayor oferta), del potasio (desarme del cartel BCP) y del uranio (nula reactivación de plantas nucleares en Japón).

Su apuesta es que “a medida que avance el 2014 veremos un repunte en los precios de commodities a nivel agregado”, lo que anticipa por una mejora en el crecimiento de EEUU, la eurozona y Japón.

Las tres regiones desarrolladas estarán creciendo simultáneamente, lo que no había pasado hace algun tiempo. ¿Qué tan positivo es para la demanda de commodities en general?

-Es positivo, pero solo moderadamente positivo. En el caso del cobre, por ejemplo, todavía tenemos que superar un período de relativamente mayor oferta. Esto continuará inhibiendo mayores precios por ahora.

Pero los inventarios de cobre han caído y la demanda aún es fuerte. ¿No debiera esto empujar al alza el precio?

-Eso ha sido de bastante soporte en la última parte del 2013 y también en la primera parte del 2014. Pienso que eso tiene que ver con la menor disponibilidad de chatarra de cobre en varios países industriales y también en China. Hay un suministro físico relativamente ajustado. Entonces muchos usuarios se han vuelto hacia la utilización de cátodos de cobre y eso ha sido positivo para el precio. Pero con todo, pienso que el precio del cobre va a declinar un poco más. El año pasado este metal promedió US$3,32 la libra. Nuestro pronóstico para el precio promedio de este año es de US$3,15 la libra, lo que puede ser conservador. No obstante, preferimos ser conservadores con este pronóstico hasta ver un freno a la expansión de la industria.

¿Qué cree del superciclo? ¿Aún no es tiempo de declarar su fin?

-No. Creo que el superciclo volverá después del 2015. Volverá al menos para los metales base. Y eso es porque las condiciones de oferta y demanda en el mundo se van a ajustar nuevamente. Esto es menor oferta nueva de metales, por un lado, y un fuerte crecimiento, por el otro, particularmente en mercados emergentes.

Vamos a los metales preciosos. El año pasado el oro cayó fuerte ¿Qué espera para 2014?

-La caída en el precio del oro tuvo que ver con el riesgo del tapering de la Fed, que finalmente reduce la liquidez en los mercados financieros. Y la Fed finalmente decidió en diciembre que comenzará a recortar su programa en enero de este año. Pero si bien el mercado espera que ocurran mayores recortes del estímulo durante los próximos 12 meses, yo sospecho que el oro tocó fondo en US$1.180 por onza. Así que espero que los precios no caigan más allá de ese nivel. De hecho, el oro resistió bastante en diciembre, cuando la Fed anunció el inicio del retiro del estímulo. Hubo una corrección, pero el precio no llegó a caer más abajo que su mínimo anterior. Esperamos que promedie US$1.270 la onza este año, cayendo desde US$1.410 de 2013. Eso implica sólo una modesta apreciación desde los actuales niveles. Pero para el 2015 espero que el oro suba hasta US$1.375.

Pasemos al petróleo. Hemos visto que la oferta en EEUU ha crecido. ¿Cree que esto debiera ayudar a bajar los precios?

-En EEUU sí. Pero internacionalmente creo que el precio del Brent estará plano este año, comparado con el 2013. En otras palabras, se mantendrá históricamente alto. Y la razón de esto es por el riesgo geopolítico de suministro.

Estamos hablando de Libia.

-Sí. Recientemente ha habido dificultades en el este de Libia. Y también parece haber dificultades recurrentes en Iraq. Entonces, pienso que, con todo, el riesgo de suministro se mantendrá bastante alto. En este escenario esperamos para el Brent un precio promedio de US$108 por barril, lo que se compara con un promedio de US$109 del año pasado. Entonces, no es mucha diferencia.

¿Y para el WTI?

-Para el petróleo WTI el precio promedio del 2013 fue de US$98 por barril. Esperamos que este baje a US$92 este año. Y la razón de esto es por desarrollo de nuevo petróleo liviano en North Dakota y en Texas, donde la nueva tecnología de extracción, que es la fracturación múltiple y horizontal, ha llevado a un importante incremento en el suministro de petróleo.

¿Cuál será el rol que juegue la demanda de crudo desde EEUU en este precio que pronostica?

-Bueno, pienso que la demanda por petróleo desde EEUU continuará muy lenta. La producción de este país, en cambio, está creciendo con exportaciones hacia lugares como Latinoamérica e incluso hacia Europa Oriental. Pero su demanda doméstica está lenta.

¿Qué perspectivas tiene la celulosa para este año?

-Para el Bleached Eucalyptus Kraft Pulp (celulosa de fibra corta) espero algo de presión para mediados de año, pues todavía existe una producción muy grande que está llegando al mercado, principalmente desde Brasil y Uruguay. Hasta ahora la anticipación de esa nueva capacidad no ha impactado a los precios, porque el año pasado hubo algo de retraso en algunas producciones. Pero sí pienso que los precios tenderán a moverse a la baja hacia mediados de año. No mucho, pero sí por lo menos una caída de US$100 por tonelada métrica. La demanda de China también ha estado floja recientemente, pero ésta debiera retomarse.

Comentarios

Conectate con