x

El dilema de las firmas estatales: aportan menos y reciben más

Un informe de la Dipres revela que entre 2006 y 2012 las empresas del Estado recibieron US$ 6.157 millones de las arcas fiscales. Codelco concentró el 35% de esos recursos.

(La Tercera) Pese a los intentos por ganar eficiencia, los protocolos de gestión suscritos con la autoridad de turno y los cambios administrativos supervisados por los directorios respectivos, el manejo financiero de las 33 empresas públicas chilenas sigue siendo una tarea pendiente entre un gobierno y otro, pero principalmente un peso para las cuentas de Hacienda. En los últimos seis años, mientras el Fisco triplicó sus aportes directos a dicho grupo y desembolsó US$ 6.157 millones (2,3% del PIB) para financiar sus distintas actividades, el retorno de dichas compañías al Estado cayó 52,4%, hasta US$ 44.223 millones, entre 2006 y 2012. De ese monto, 72% correspondió al pago de impuestos, según un informe de la Dirección de Presupuestos (Dipres).

El documento, de octubre pasado, señala que de las 33 compañías reportadas en el período, 19 (casi 58% del total) recibieron recursos fiscales a través de diversas líneas de financiamiento. En sentido inverso, 19 retornaron dinero a las arcas públicas mediante excedentes y pago de impuestos, y otras seis retribuyeron sólo una vez en los seis años. Las ocho restantes no aportaron al Fisco.

La Dipres prepara un informe sobre la situación financiera de mediano plazo de las estatales chilenas hace ya tres años y el proceso también considera un reporte con el balance consolidado de cada compañía, que se envía en paralelo a la Ocde (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), entidad que agrupa a las 34 economías más grandes y de la que Chile también es miembro.

En el período analizado, prácticamente la mitad de las contribuciones del Fisco a las empresas (44%) se hizo a través de aportes de capital. Estos aumentaron seis veces en ese lapso, desde US$ 153 millones a US$ 996 millones.

Un 25%, en tanto, se entregó para inversiones, fondos que se duplicaron hasta llegar a US$ 411 millones el año pasado, mientras otro 9% se destinó a cubrir el servicio o pago de deuda de las empresas, cifra que también se duplicó, hasta los US$ 100 millones en 2012. El resto de la torta de distribuyó en un 4% para subsidios, pero los recursos en esa línea cayeron un 62% entre 2006 y 2012 y llegaron a US$ 23,4 millones al cierre del período. El 3% restante fue al ítem “Otros”, que incluye indemnizaciones, aguinaldos y bonos, y transferencias corrientes (ver infografía).

En cuanto a los retornos de las firmas públicas al Fisco, los datos muestran que del total de fondos transferidos entre 2006 y 2012, el 72% -o US$ 31.739 millones- se hizo a través del pago del impuesto a la renta (de 17% por las utilidades obtenidas) y del tributo del 40% (que grava las utilidades por sobre el impuesto a la renta usual). El 28% restante, por un equivalente a US$ 12.484 millones, se entregó vía excedentes.

Codelco, la líder

Codelco, la mayor productora de cobre del mundo, es la que más recursos recibió del Fisco en el período analizado: un 35% de los fondos, o US$ 2.176 millones en total. De acuerdo con la Dipres, esos recursos corresponden a aportes de capital realizados en 2009, 2011 y 2012 para el plan de inversiones de la firma.

La cuprera, en todo caso, es también la que más recursos traspasó al Fisco entre 2006 y 2012, con US$ 41.651 millones, 19 veces lo que recibió de aporte fiscal y casi el 70% de lo que se consideró para gasto público en la Ley de Presupuesto 2014.

El 44% de la retribución de Codelco a las arcas públicas se materializó a través del pago del impuesto a la renta (del 17%), con US$ 18.502 millones en los seis años. En excedentes directos (ganancias después de impuestos) entregó US$ 11.976 millones, un 29% de su aporte total, mientras que por el impuesto específico o royalty pagó US$ 2.223 millones.

Por la Ley Reservada del Cobre (impuesto por Ley 13.196) que dispone a Codelco entregar el 10% de sus ventas brutas a las FF.AA., en los últimos seis años la empresa traspasó US$ 8.949 millones. Este monto equivale a un 21% del total de los recursos que entregó al Estado, aunque en rigor no se enteran en la línea de ingresos fiscales.

La lista de las firmas que más recibieron recursos directos desde el Fisco continúa con dos empresas del área de transportes, Metro y EFE. La primera capturó el 26% de los traspasos realizados en los seis años, con US$ 1.580 millones acumulados, y la ferroviaria concertó otro 21% de los fondos, por US$ 1.266 millones (ver recuadro).

Rol subsidiario

El informe de la Dipres muestra que BancoEstado se ubicó como la cuarta empresa pública que más recursos recibió del Fisco, con el 7,6% de la torta total y un aporte de US$ 467 millones en 2009.

Dicho traspaso de dineros desde la administración central del Estado fue adoptado por las autoridades de la época, como parte del plan económico y fiscal que impulsó Hacienda para atenuar los efectos de la crisis internacional de entonces, proceso en el cual el banco jugó un rol contracíclico que se centró en financiar principalmente a pymes y personas de capas medias que vieron dificultado su acceso en la banca privada.

En contraste, en esos mismos seis años BancoEstado retornó al Fisco US$ 1.620 millones, la segunda mayor cifra en ese ítem entre las firmas analizadas.

Más abajo se ubicó la Empresa Nacional del Petróleo (Enap), que sólo recibió recursos en 2008, por US$ 250 millones, a través de un aporte de capital para financiar su rol subsidiario en el ex Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles. En 2006-2012 traspasó al Fisco US$ 325 millones, el 71% de ellos vía impuesto del 40%.

Pero también están las otras estatales del sector minero, Enacar y Enami. Aunque cerró sus operaciones en 1997, entre 2006 y 2012 la carbonífera recibió US$ 146 millones a través de la línea de subsidios, equivalentes al 2% del total de aportes fiscales del período, pero no retornó recursos a las arcas públicas.

Enami, en tanto, obtuvo desde el Fisco US$ 56 millones para financiar subsidios, atendiendo a su rol de fomento para desarrollo de la pequeña y mediana minería. Su retribución al Estado fue de US$ 132 millones mediante la entrega de excedentes y el pago de impuestos.

En el ranking de las 10 empresas con mayor aporte desde el Fisco también figuran las del área de la defensa Asmar (Astilleros y Maestranzas de la Armada) y Famae (Fábricas y Maestranzas del Ejército). El informe de la Dipres indica que la primera recibió US$ 136 millones, que se canalizaron como aportes de capital en 2010 y 2011, mientras que retornó US$ 203.000 en 2007. Famae, en tanto, obtuvo US$ 23 millones en los seis años considerados.

Comentarios

Conectate con