x

Mercado de camiones cae casi 20% en 2013 por retraso en inversión minera

El segmento más afectado es el de carga pesada, que ha retrocedido hasta 25%, indicaron en la industria.

(El Mercurio) La paralización o postergación de proyectos mineros es uno de los principales factores que motivaron la caída en las ventas de camiones este año. Así, este mercado cerraría 2013 con 15 mil o menos unidades vendidas, lo que representaría una merma de casi 20%, comentaron marcas de esta industria.

Entre enero y noviembre, el sector acumuló un retroceso de 18% anual, con 13.811 unidades.

La venta de camiones es un indicador clave que siguen analistas y empresarios para anticipar escenarios económicos.

Si bien ejecutivos de las principales distribuidoras de camiones también señalan como factores adversos para las ventas, la desaceleración local y el alza del dólar en los últimos meses, lo que más destacan es la merma en los proyectos mineros.

Esto último afecta con fuerza la demanda en el segmento de camiones pesados, que ha caído en torno a 25% este año, indicó Roberto Beckdorf, gerente de la división de Camiones de Kaufmann, representante de dos de las principales marcas del rubro: Mercedes Benz y Freightliner.

Desde 2010, las iniciativas mineras afectadas por el rechazo de comunidades locales suman US$ 9.900 millones. La cifra sube a US$ 33.725 millones si se consideran los planes energéticos diferidos desde esa misma fecha por igual motivo, según datos de la Corporación de Bienes de Capital al primer semestre de 2013. Las complicaciones ligadas a obras eléctricas afectan directamente a las mineras.

El gerente de la división Camiones y Buses de Indumotora, Iván Abud, señaló que los camiones pesados explican el 56% de las ventas. Comentó que la baja que registra el mercado total ha sido arrastrada por el negativo desempeño de vehículos de mayor tonelaje, debido a la contracción en las inversiones mineras.

Abud precisó, de todos modos, que ciudades como Calama y Antofagasta muestran mayor dinamismo en el ámbito minero respecto de otras, como Copiapó, Vallenar o Caldera.

El gerente comercial y de márketing de General Motors Isuzu Camiones (GMICA), Mauricio Herrera, reconoció que afectan “bastante” las ventas los problemas ligados a inversiones mineras y energéticas. Indicó que el sector empezó a sentir el impacto desde mediados de este año, lo que se vio “reflejado en la postergación de muchas renovaciones de camiones y flotas de nuestros principales clientes”.

Pesimismo para 2014

Las proyecciones de las marcas para 2014 son desalentadoras y calculan, incluso, que el mercado podría caer nuevamente, esta vez entre 5% y 10%, según estimó Roberto Beckdorf. “El dólar debería mantenerse en torno a los $550 y con una situación económica mundial compleja, vamos a tener un año complicado”, señaló.

Abud apuesta a las 15 mil unidades vendidas para 2014. Pero el gerente de Indumotora anticipó que si el dólar llega a $550, la industria vendería unas 14.500 unidades nuevas.

El ejecutivo visualizó que en el sector de infraestructura no habrá mucha demanda, salvo la ligada a la construcción del puente en el Chacao. A la vez, indicó que con la tendencia a la baja en el precio del cobre durante este año, las perspectivas de demanda de camiones para la minería tampoco son favorables.

A lo anterior, sostuvo Beckdorf, se debe agregar la desaceleración de la economía china, principal consumidor de materias primas.

El segmento que ha mantenido una demanda estable es el de camiones livianos, afirmó Mauricio Herrera. Estos son principalmente utilizados en trabajos de distribución y logística y han sufrido menos la baja de la industria porque están relacionados a empresas de consumo, “que sigue siendo uno de los principales factores de crecimiento de la economía”, señaló el gerente de GMICA.

Comentarios

Conectate con