x

Nelson Pizarro: Proyectos por US$55.344 millones están detenidos

De ellos, en torno a US$28.000 millones corresponden a iniciativas postergadas en la Región de Atacama, dijo el presidente ejecutivo de Lumina Copper Chile, en el marco de la conferencia Copper 2013.

Un total de 39 proyectos que estaban programados para el periodo 2013-2021, equivalentes a US$55.344 millones, están detenidos. De ellos, en torno a US$28.000 millones corresponden a iniciativas postergadas en la Región de Atacama. El balance lo entregó, en el marco de la conferencia Copper 2013, el presidente ejecutivo de Lumina Copper Chile, Nelson Pizarro, quien delineó los factores que han incidido en esta situación:

Falta de certeza para concretar la inversión en los plazos y dentro de los costos planificados; judicialización de los proyectos; poca certeza en la disponibilidad de insumos críticos y mano de obra calificada; no cumplimiento, en algunos casos, de la normativa ambiental, serían las causas.

El ejecutivo hizo ver que se está ante una comunidad más demandante, más consciente de sus derechos, más impaciente, más informada (y de forma más instantánea), donde han surgido nuevos actores. Para realizar un proyecto minero antes se necesitaban el recurso geológico, las personas y los insumos críticos; hoy se suman la necesidad de compatibilizar el proyecto con la comunidad donde está inserto y que sea capaz de cumplir con la normativa ambiental, dijo.

Pizarro hizo notar la importancia de tener prolijidad en la forma en que se da cumplimiento a la ley, buscando la confluencia con la nueva institucionalidad ambiental. En ese sentido, opinó que están fuertemente cuestionados los EPCM como forma de desarrollar un proyecto y recomendó ir más hacia la ingeniería de detalle, de manera de contar con el máximo de información posible al inicio para evitar cambios o paralizaciones en medio de la ejecución del proyecto.

Además, calificó como “piedra angular” la transparencia y oportunidad en la definición de los objetivos del proyecto ante la comunidad y considerar la RSE como modelo de negocio.

El caso Collahuasi

También durante el Copper 2013, Jorge Gómez, presidente ejecutivo de Collahuasi, describió cómo la minera superó la compleja situación que mostraba hace un año, con un 2012 registrando tres accidentes fatales, una producción cercana al 40% de lo programado, un incremento de costos de 20% y un ausentismo del 10%.

Tras llegar el ejecutivo hace cerca de un año a la compañía, definieron una estrategia para incorporar a los trabajadores en la planificación, estableciendo como primera prioridad desplazar a la empresa de la zona de alto riesgo en que se encontraba. En segunda instancia se priorizó mejorar la performance operacional, partiendo por la estabilización de la operación, para en una segunda etapa consolidar la compañía y en una tercera fase colocar el esfuerzo sobre el crecimiento.

“Fijamos cinco prioridades estratégicas: 1) mejorar la seguridad; 2) estabilizar la producción; 3) asegura la continuidad operacional; 4) fortalecer la organización; y 5) reducir los costos operacionales”, manifestó Gómez. Finalmente en 2013 lograron obtener una tasa de frecuencia de accidentes de 1,08; un aumento de producción de 42% (a septiembre); mejoraron la gestión hídrica; negociaron anticipadamente con el sindicato; y redujeron los costos en 21% (a septiembre). “Nuestro horizonte es ir hacia una etapa de eficiencia”, dijo el presidente ejecutivo de Collahuasi, puntualizando que a fines de 2014 esperan tener un porcentaje de eficiencia del primer cuartil.

Expertos internacionales

Dentro de las exposiciones internacionales, destacó la ponencia del profesor de la Universidad de Columbia Nickolas Themelis, quien se refirió a la ingeniería “verde” o que resguarde las necesidades de las generaciones futuras que habitarán el planeta. El director del Centro de Ingeniería de la Tierra de dicha institución señaló que se ha avanzado mucho en el reciclaje de materiales usados, en especial de los metales. También explicó que muchos países desarrollados o emergentes están usando “residuos sólidos municipales” (municipal solid waste) en la generación de energía.

“El manejo de residuos tiene que ser establecido dentro de las prioridades medio ambientales de las ciudades y las naciones”, enfatizó el académico y destacó que China le ha dado gran importancia, al construir 90 plantas que generarán energía con residuos en un periodo de 10 años, para atacar así la falta de espacio para rellenos sanitarios.

 

 

Comentarios

Conectate con