Doce centros mundiales de I+D se instalan en Chile con inversión de casi US$400 millones

De estos, cuatro llegarán el próximo año, a través de un programa que lidera Corfo: la Universidad de California en Davis; la alemana Fraunhofer; el Instituto de Sustentabilidad Minera de la Universidad de Queensland, en Australia, y la organización española Leitat, especializada en tecnología.

(El Mercurio) Cuatro nuevos centros de innovación de excelencia se instalarán en Chile a partir de 2014, con una inversión total en proyectos de investigación por US$ 124,7 millones, los que se ejecutarán en los próximos ocho años.

La llegada de estos conglomerados se da en el marco del Programa de Atracción de Centros de Excelencia Internacionales de Investigación y Desarrollo (I+D) para la Competitividad 2.0, que comenzó en 2009 por iniciativa de Corfo y que hoy totaliza doce instituciones, con una inversión de US$ 394,3 millones en el país.

La meta de estos establecimientos es impulsar la investigación y el desarrollo, elevar la transferencia tecnológica y su comercialización, para generar alto impacto a nivel local y mundial.

Establecimientos I+D

Uno de los centros que llegan al país es el de la Universidad de California en Davis, de Estados Unidos, un paradigma en temas de investigación agrícola y considerada un importante motor de la economía de esa región.

Con un presupuesto anual de US$ 750 millones en I+D, su propósito es forjar una asociación estratégica para transformar la investigación del sector público en una oportunidad de negocio global. Para esto, invertirán US$ 33 millones; de ellos, el 33% será aporte de Corfo en conjunto con el Ministerio de Agricultura.

“Los esfuerzos por financiar este proyecto traerán consigo enormes frutos para ampliar la competencia comercial en un área tan importante como la de los alimentos”, dijo el ministro de esa cartera, Luis Mayol.

Otra de las instituciones que llegará al país será el centro tecnológico Leitat, de España, que vendrá en colaboración con la Universidad de Santiago y otras universidades españolas.

Esta entidad tiene como fin ser un socio tecnológico de referencia para las empresas chilenas, generando una cultura que permita un crecimiento sostenible, a través de la eficiencia de los recursos. Para ello, Leitat invertirá US$ 31 millones, con 36% de financiamiento de Corfo.

El tercer centro es un referente mundial en temas de sustentabilidad de la industria en la cadena productiva de la minería: el Instituto de Sustentabilidad Minera (SMI, por su sigla en ingles) de la Universidad de Queensland, Australia. Su propuesta consiste en incrementar la producción en faenas de cobre y reducir el uso de agua y de energía en los procesos. Esta organización llega al país en alianza con la Universidad de Concepción, e invertirá US$ 29,5 millones. De estos fondos, el 37% será aportado por Corfo.

Por último, el centro alemán Fraunhofer invertirá de nuevo en Chile. Si antes fue con foco en desarrollar temas vinculados a la biotecnología, ahora se instala para investigar sobre energía.

El Instituto para Energía Solar -que en su propuesta considera como coejecutora a la Universidad Católica y como asociados a Solar Springs y Soitec- realizará una inversión de US$ 30,9 millones, de los que el 40% será aportado por Corfo y el Ministerio de Energía.

El objetivo será probar la tecnología solar en el norte de Chile por medio de la construcción de diversas plantas piloto. El ministro del ramo, Jorge Bunster, dijo que están convencidos de que esta alianza será clave para liderar la investigación científica en energía solar y generar los puentes entre la ciencia y la empresa. “Creemos que este centro puede convertirse en un referente en Latinoamérica y transformar a Chile en un polo de innovación en esta materia”, sostuvo.

Todos los nuevos establecimientos se adjudicaron la llegada al país tras postular a la segunda convocatoria, completando de esta forma una cadena que se viene dando desde 2009, año en el que comenzó el concurso

Una idea que nació en 2009

La iniciativa estatal para atraer centros de excelencia mundial comenzó en 2009 con un primer concurso dirigido a entidades institucionales sin fines de lucro. La idea del programa era transformar a Chile en un polo de innovación de América Latina.

El primer concurso concluyó en 2011 con la selección de establecimientos como el Fraunhofer, de Alemania; Csiro, de Australia; Inria, de Francia, y Wageningen, de Holanda, los que ya están operando. Esto supuso una inversión conjunta de US$ 192 millones.

Tras el éxito de la convocatoria, se hizo un segundo llamado en octubre de 2012, aunque dirigido también a entidades del ámbito corporativo. A las primeras se les daría un subsidio de hasta US$ 12,8 millones durante un plazo de ocho años, mientras que para las otras el monto llegaría a US$ 8 millones en cuatro años.

En la última convocatoria fueron 11 las postulaciones recibidas por parte de centros dispuestos a invertir para investigar e innovar desde Chile para Latinoamérica y el mundo. Los ganadores corporativos finales fueron Pfizer, Emerson, Laborelec-GDF Suez y Telefónica, que en conjunto invertirán US$ 77,6 millones en cuatro años y comenzarán a instalarse a partir de 2014.

Comentarios

Conectate con