x

Nelson Pizarro: “Vemos problemas en la minería y no son de simple solución”

El ejecutivo piensa que la institucionalidad ha cambiado para el sector y que “el Estado tiene que adaptarse para no trabar los proyectos”.

(El Mercurio) En medio de la desaceleración de la minería, Nelson Pizarro, presidente de Lumina Copper Chile, director del Consejo Minero y de Antofagasta Minerals, presidió la semana pasada Atexpo, una de las mayores ferias mineras del país, la que movió negocios por US$120 millones.

-¿Es un mal momento para hacer una feria cuando la minería se está desacelerando?
“Efectivamente, Atacama vivió un boom tremendo que yo creo que pasó por su peak el año 2011, donde había una amplia cartera de proyectos en condiciones de empezar su materialización. Después de 2011 empiezan a caerse uno tras otro los proyectos”.

-¿Cómo ve la actividad de la zona en ese escenario?
“En general, los proyectos, no solo los mineros, han sufrido porque además del giro del negocio surgen transversales que van a tomar un tiempo afirmar en la institucionalidad, como el tema ambiental, que sigue endureciéndose”.

-¿Eso es lo que le pasó a Caserones hace unos días en que recibió una serie de multas en temas ambientales?
“Tiene que ver con Caserones, pero también con toda la industria. La institucionalidad evoluciona y todos los actores tienen que evolucionar con eso. Hay que coordinar las políticas y los proyectos para atender a tiempo la nueva institucionalidad”.

-¿Desde las empresas o desde el Gobierno?
“El Estado de Chile tiene que ir a la par. La evolución ha sido rápida y ahí empiezan a surgir problemas de sincronización: la obtención de permisos toma tiempo, y eso no necesariamente tiene que ver con los tiempos de construcción de las iniciativas (…) y atrasar los proyectos para obtener los permisos significa impactos relevantes”.

-¿Los proyectos están parados principalmente por cambios en la institucionalidad?
“Son muchas las cosas. El Estado tiene que adaptarse a los tiempos para no trabar la generación de proyectos”.

-¿El Gobierno ha dejado de facilitar las inversiones?
“De alguna manera. Hay permisos que toman largos tiempos y el fondo se respeta, pero si la forma no es rigurosamente respetada, hay problemas”.

-¿Cuál es la forma y el fondo?
“El fondo es que todos buscamos respetar el medio ambiente, y eso se cautela. La forma es que, para hacerlo, pareciera que solo hay que conseguir permisos. El número de permisos que se desprenden de una Declaración de Impacto Ambiental son cientos, y sus plazos abren espacio a la judicialización”.

-¿Esta evolución es una traba?
“Eso tiene que mejorarse, o de lo contrario los proyectos tienen que tomar la decisión de no construirse con la aprobación ambiental sino que desarrollar los cientos de permisos que se desprenden e iniciarse después”.
-¿Seguirá habiendo problemas en la minería?
“Todos vemos muchos problemas en la minería, no son problemas de simple solución, son problemas complejos”.

-¿Es culpa del Gobierno?
“Siempre las cosas se pueden hacer mejor, es fácil decirlo, pero materializarlo es complejo. Se ha avanzado mucho, pero se pudo avanzar mucho más”.

-¿En qué se podría avanzar en el nuevo gobierno?
“Es necesario mantenerse con una minería líder en el mundo. Hay varios factores que nos han hecho perder esa ventaja, seguimos cayendo en los índices de competitividad, lo que se agrega a las leyes de mineral que siguen bajando… estamos complicados, y lo que tiene que definir el nuevo gobierno es cómo enfrentamos esa minería más compleja, con más inversión y nueva tecnología…”.

-Todo eso tiene que ver con el desarrollo privado…
“Sí y no. Hay que crear nuevas formas de gestionar esos tremendos recursos de la minería, definir que el cobre sigue siendo importante para el Gobierno, y que se haga todo lo que esté a nuestro alcance para seguir aportando estos recursos al erario”.

Comentarios

Conectate con