XI Feria Colombia Minera: Cómo se ve la minería colombiana

La versión 2015 de la exhibición de proveedores mineros contó con la participación de los más relevantes actores de la industria del país bioceánico, quienes hicieron una serie de recomendaciones para la consolidación del sector.

Desde Colombia, Medellín.

La última feria Colombia Minera, que se llevó a cabo una vez más en Medellín, dejó planteada una serie de análisis sobre el devenir y las perspectivas de la minería colombiana.

El evento, organizado por la Asociación de Industriales de Colombia (Andi), reunió a los más importantes actores de la industria minera de ese país, a nivel privado y público, así como a especialistas del extranjero, quienes dieron su punto de vista sobre el mercado minero global y local. También estuvieron presentes 320 expositores de maquinaria y servicios mineros, en 11.000 m2 de exhibición.

Anuncios relevantes

En la inauguración de la XI Feria Colombia Minera una de las novedades más importantes fue la noticia de un nuevo catastro de inversiones mineras para Colombia, según lo anunció el ministro de Minas y Energía, Tomás González. “En 2016 tendremos digitalizado el total de la información y en 2017 tendremos un nuevo catastro de inversiones mineras”, declaró la autoridad.

González explicó que esta tarea fue encomendada a la Agencia Nacional de Minería (ANM), organismo dependiente de la cartera y que es comandado por la abogada Silvana Habib, recientemente asumida. En ella se han cifrado esperanzas de nuevos bríos para la ANM, entidad que es responsable del otorgamiento de concesiones mineras y de la fiscalización de las operaciones en territorio colombiano.

Respecto a este último punto, el secretario de Estado enfatizó que se está asentando un nuevo esquema de fiscalización, el que ha pasado de estar a cargo de terceros a uno de supervisión directa por parte de la repartición. “Para 2015 están previstas 5.560 visitas de fiscalización y a septiembre se ha cubierto el 70%, por lo que para fin de año vamos a cumplir; hay que apalancarse en los aprendizajes para una fiscalización más inteligente y focalizada, que privilegie áreas de mayor producción”, explicó el ministro.

En el primer día de la muestra también participó la titular de Minería de Chile, Aurora Williams, quien firmó con su par colombiano un memorando de entendimiento minero entre ambos países.

Los ministros de minería de Colombia y Chile, Tomás González y Aurora Williams, firmaron un memorando de entendimiento minero.

Presente y futuro de la minería colombiana

Reflexiones sobre el estado del arte de la minería en Colombia cruzaron la mayoría de las conferencias de la exhibición. El mismo Tomás González enfatizó que ha habido avances, como la delimitación del Páramo de Santurbán, medida que debería acelerar la aprobación ambiental de proyectos mineros, reduciendo la incertidumbre jurídica.

Asimismo, celebró la obtención de permisos ambientales de desarrollos mineros que se levantarán en el departamento de Antioquia, como son los proyectos auríferos Santa Rosa, de la canadiense Red Eagle, y Gramalote, de las firmas AngloGold Ashanti Colombia (operadora con el 51% de la propiedad) y B2Gold Corporation (con el 49%).

En su interlocución en la feria, la viceministra de Minas colombiana, María Isabel Ulloa, destacó los progresos institucionales, como la creación en 2010 de un Viceministerio dedicado de manera exclusiva a la minería. Respecto de la contracción del mercado minero mundial, Ulloa opinó que el gobierno de Juan Manuel Santos ha dado señales de adaptación, como la rebaja del canon superficiario minero, contraprestación que deben pagar los concesionarios por el derecho de explorar el subsuelo en búsqueda de minerales.

El sector privado también compartió sus aprensiones y propuestas de mejora. Santiago Ángel, presidente ejecutivo de la Asociación Colombiana de Minería, manifestó que el país tiene claras ventajas competitivas en la producción de carbón y níquel, mientras que para la explotación de oro falta información para determinar su real potencial, último punto que fue refutado por la viceministra Ulloa, respondiendo que Colombia tiene reservas probadas del metal precioso por 50 millones de onzas.

Sin embargo, para Ángel el problema más apremiante para la actividad minera es la no conformación efectiva de un “Estado-nación”, ya que, como declaró, “hay territorios que están en tierra de nadie”.

Escenario internacional

En relación con las perspectivas del negocio minero mundial, Ricardo Ruiz, socio de EY Colombia, señaló que el mercado está enfrentando un periodo de escasa liquidez, con inversionistas que hacen presión para recaudar dividendos o para recomprar acciones.

Observó que las compañías que presentan un mejor desempeño financiero son aquellas que han diversificado sus portafolios, con inversiones enfocadas en países mineros desarrollados, en desmedro de las economías emergentes. En tanto, otras firmas, principalmente las juniors y de tamaño medio, con problemas de financiamiento, se han fusionado para asegurar su continuidad.

La Bolsa de Toronto estuvo representada por su director de Desarrollo de Negocios para la Minería Global, Carlos Espinosa, quien complementó los dichos de Ruiz, poniendo énfasis en que si bien hay recursos en el sector minero, otros factores influyen de manera decisiva en la toma de decisiones de los inversionistas. “La inversión considera todo: el commodity, el proyecto, la empresa y el marco jurídico”, advirtió.

El analista enfatizó que los dineros de las plazas bursátiles se están destinando principalmente a las energías limpias, al sector tecnológico y al negocio de bienes raíces.

Bernardo Rubinstein, associate principal de McKinsey & Company, dio señales alentadoras para las compañías mineras, al plantear que en los próximos 20 años cerca de 1.000 millones de personas migrarán a áreas urbanas en lugares como China, India y África en general, lo que impulsará la demanda de minerales. Sin embargo, también advirtió que habrá dificultades que se acentuarán en el tiempo, como menores leyes minerales y mayores complejidades en los descubrimientos futuros, que estarán situados en áreas cada vez más remotas.

Hizo notar, asimismo, que habrá un incremento de stakeholders con más exigencias (en regalías o en responsabilidad ambiental), a lo que se suman los altos costos de capital y operacionales de los proyectos mineros. Por ello, para el especialista de McKinsey, las empresas mineras deben considerar incrementar la exploración para sustituir el agotamiento de reservas; mejorar la gestión para ejecutar los proyectos en tiempo y presupuesto; elevar la productividad para contrarrestar los incrementos en costos y asegurar relaciones sostenibles con todos los grupos de interés que tengan relación con el negocio minero.
Memorando de entendimiento minero

El acuerdo entre los gobiernos de Chile y Colombia contempla:
• Promoción del intercambio de información y conocimiento.
• Desarrollo de capacidades tecnológicas.
• Colaboración en proyectos de interés mutuo mediante consultas conjuntas a la industria minera, a instancias académicas, tales como universidades y centros de investigación, e iniciativas publico/privadas.
• Realización de actividades de cooperación para la promoción de la actividad minera.
• Actividades de cooperación para el mejoramiento de la seguridad y el salvamento minero.
• Promover el intercambio de conocimientos y tecnología para el fomento de la industria minera a pequeña y mediana escala.