Rockwell Automation Fair 2013: Los beneficios de la empresa conectada

Avances en materia de monitoreo a distancia, gestión de activos y movilidad operacional fueron algunos de los tópicos que se abordaron en el encuentro de automatización estadounidense.

Desde Houston, Estados Unidos.

Se estima que más de 10.000 personas asistieron a la vigésima segunda versión de la Rockwell Automation Fair, evento que por primera vez se realizó en la ciudad de Houston, y que se conformó como un espacio de debate e intercambio tecnológico en torno a los más recientes avances en materia de automatización, con foco en sus impactos en el desarrollo productivo y la eficiencia.

En el marco del encuentro, que se desarrolló en el George Brown Convention Center y que nuevamente contó con la participación de MINERÍA CHILENA, se llevó a cabo el seminario Perspectivas de la Automatización, el que tuvo como objetivo propiciar el debate en torno a temáticas como el desarrollo de las redes industriales y la automatización en la industria.

Es así como Keith Nosbusch, chairman y CEO de Rockwell Automation, resaltó la relevancia de la tecnología como un mecanismo de integración de las distintas fases de la cadena productiva en la forma de una conducción sustentable, en el contexto de una realidad global en la que se incrementa la demanda y la producción mundial.

Junto a lo anterior, el ejecutivo se refirió al incremento en la actividad manufacturera con el desafío de ir en línea con la producción sustentable, ante lo cual se vuelven críticos aspectos como la gestión energética y el desarrollo de infraestructura unificada, que integre control e información.

Esto fue complementado por un módulo orientado a analizar las implicancias del Internet de las Cosas, el que contó con la participación de Rob Soderby, vicepresidente senior y general manager del grupo Enterprise Networking de Cisco; Michael Assante, advisor y director del National Board of Information Security Examiners; y Frank Kulaszewicz, vicepresidente senior de Arquitectura y Software de Rockwell Automation.

En la instancia se abordó la creciente cantidad de objetos que están conectados, ante lo cual el desafío es integrar personas, procesos e información, propiciándose una mayor conectividad y un incremento de los estándares de seguridad.

Aplicación industrial

Gran interés generó en el marco de la feria el seminario orientado a dar a conocer las herramientas tecnológicas enfocadas en el segmento de la minería, actividad que contó con la participación de Pat Murray, director comercial y de Marketing de Rockwell Automation, quien analizó la situación que experimenta la minería en la actualidad a nivel global, destacando el nivel de inversiones que consideran los proyectos mineros, junto con el énfasis en la eficiencia como una forma de contrarrestar el alza en los costos.

En ese contexto, Hein Hiestermann, Business manager de Rockwell Automation, expuso sobre la aplicación PlantPAx Mining Solution como un mecanismo para posibilitar la automatización de los procesos mineros frente a los riesgos técnicos y la necesidad de garantizar la sustentabilidad del negocio. Dicha herramienta se caracteriza por disponer de funcionalidades de control y monitoreo, a lo que se suma una arquitectura flexible y escalable según los requerimientos del cliente, permitiendo acelerar los tiempos de ejecución de los proyectos, optimizando el proceso de mantención y diagnóstico.

Además, como una manera de ilustrar los beneficios que las tecnologías disponibles pueden proporcionar al sector minero, Claudio Jara, gerente general de la empresa Tunning, y José Opazo, ingeniero de instrumentación y control en CAP Minería, describieron el proyecto de ampliación del yacimiento Los Colorados, donde se modernizaron los sistemas existentes, presentándose además el desafío de integrar equipamientos de terceras partes. Mediante la integración de una planta adicional se logró que la producción aumentara de 5,9 millones de toneladas al año a 9,1 millones de toneladas al año.

El proyecto consideró la integración de una solución para el área eléctrica y de control, donde se destacó el uso de Ethernet, al ser una plataforma de comunicación estandarizada que facilita el acceso a la información, con equipos que además pueden ser reemplazados de manera simple, junto con el establecimiento de un power house, que se dividió en tres secciones debido a su tamaño de 44 metros.

Los beneficios de utilizar Ethernet también fueron abordados por Rubén Martínez, regional marketing Lead–Power para Latinoamérica de Rockwell, quien resaltó la importancia de la utilización de esta red como una plataforma de comunicación, que posibilita un control a distancia, permitiendo por ejemplo, monitorear el consumo energético y una adecuada gestión de dichos recursos.

Exposición

Este año la feria contempló más de un centenar de stands, donde los asistentes pudieron conocer el portafolio de productos de Rockwell y sus empresas partners, entre las que se encontraban Cisco y Panduit, en áreas tan diversas como el control de procesos, eficiencia energética, y seguridad, entre otros, junto con la demostración de nuevos productos.

Entre las soluciones que fueron presentadas en la feria destacó el Allen-Bradley PowerMonitor 5000 Power Quality Meter, equipo que considera las capacidades de medición de energía, y monitoreo. Además este medidor de potencia escalable puede estar plenamente integrado en la red de la planta.

También se mostró el Allen-Bradley Electronic Circuit Protection Module, que proporciona protección a los circuitos secundarios de alimentación. El módulo está diseñado para soportar cargas inductivas y en condiciones de ayudar a los usuarios a reducir los disparos imprevistos.

En materia de redes industriales, destacó el Allen-Bradley E300 Electronic Overload Relay, producto que se caracteriza por poseer un diseño modular, opciones de comunicación, información de diagnóstico, cableado simplificado y la vinculación con el sistema de arquitectura integrada que caracteriza al catálogo de Rockwell Automation. Además está diseñado para proporcionar flexibilidad, reduce el tiempo de ingeniería y maximiza el tiempo de actividad de las aplicaciones de arranque del motor.

Mientras, en el ámbito de la seguridad, los asistentes pudieron conocer el Allen-Bradley SafeZone Mini Safety Laser Scanner, dispositivo compacto diseñado para aplicaciones estacionarias y móviles, que tiene un ángulo de exploración de 270 grados. La configuración de seguridad y software basado en Windows simplifica la programación de diagnóstico del escáner, el cual es adecuado para una amplia gama de aplicaciones de seguridad industrial, principalmente la detección de personal frente a una máquina o equipo peligroso.