Revista Minería Chilena Nº436

octubre de 2017

El potencial de la tecnología digital para enfrentar los desafíos mineros

Esta herramienta tiene un gran potencial para enfrentar un contexto cada vez más avanzado y cambiante. Se calcula que con ella la industria puede generar ingresos adicionales por US$190.000 millones en la próxima década.

Artículo elaborado por Esteban Rodríguez, director ejecutivo de Recursos Naturales de Accenture Chile.

La industria minera ha tenido algunas buenas noticias, como el alza de los precios de los commodities y los planes de crecimiento de infraestructura de China. Sin embargo, los grandes desafíos se mantienen: demanda global débil, exceso de capacidad y el cada vez más complejo acceso al recurso natural.

En este escenario, la tecnología digital surge como una herramienta de gran potencial para enfrentar estas difíciles condiciones, pudiendo generar ingresos adicionales por US$190.000 millones para la industria en la próxima década, según cifras del World Economic Forum (WEF) y Accenture.

Ante esta oportunidad, Accenture realizó un estudio entre más de 200 ejecutivos de las principales mineras del mundo, en once países, para determinar hasta qué punto están desarrollando las tecnologías digitales dentro de sus negocios. El estudio muestra que las compañías del sector reconocen actualmente la importancia de las tecnologías digitales y el 82% de los consultados indicó que planea aumentar sus inversiones en este ámbito en los próximos tres años.

Las empresas mineras están aplicando tecnología digital con foco primario en el área de operaciones. Así, según muestran los resultados, la industria está especialmente interesada en conseguir la información correcta en el momento necesario, para que las personas puedan tomar las acciones pertinentes y reaccionar de forma rápida en situaciones cambiantes. De esa forma, las tecnologías que están en los primeros puestos de la lista de inversiones –robótica/automatización, drones, centros operativos remotos y wearables– son aquellas que permiten alcanzar esos objetivos.

Por otra parte, las tecnologías digitales con mayor grado de desarrollo en la industria minera son actualmente las relacionadas con ciberseguridad, visualización de la información y analytics en tiempo real.

El desarrollo de la ciberseguridad no es una sorpresa, dado que las principales mineras del mundo han sufrido algún evento relacionado con su información. Si a esto le sumamos el aumento del flujo de información conectada y la integración tecnológica en las faenas, la ciberseguridad se vuelve aún más relevante.

Con la implementación de analytics, las empresas están buscando elementos para mejorar sus operaciones y tomas de decisión. Un tercio de los consultados por el estudio de Accenture respondió que está usando algún tipo de tecnología analítica en las operaciones de sus minas. Sin embargo, la industria minera quiere ir más allá y desarrollar este tipo de tecnología para lograr análisis de información en tiempo real, realizar simulaciones e implementar inteligencia artificial.

Hacia una visión integrada

Como se puede observar en el reporte, actualmente existe tecnología digital funcionando en las minas, pero no desarrollada de manera integral. Hay silos o soluciones de nicho que atacan una problemática, pero no existe una visión integrada del proceso. Esto significa que no se está tomando ventaja de todo el potencial que tiene la transformación digital para las mineras en cuanto a productividad y eficiencia.

La mina automatizada es tan sólo el comienzo. La integración de la automatización en toda la cadena de valor posibilita que las compañías mineras solucionen una cantidad de problemas críticos de negocios, incluso con mayor rapidez e inteligencia.

Al implementar las tecnologías digitales de manera integral, las empresas tienen la capacidad de tomar decisiones anticipadamente y llegar a sus metas más rápido, ya que se aumenta la visibilidad de cómo van avanzando los procesos y se usan de forma más eficiente los recursos.

La barrera que dificulta la transformación digital es la capacidad de las organizaciones de adaptarse a un contexto cada vez más avanzado y cambiante. Ante los desafíos que ha enfrentado la industria en los últimos años, el foco está puesto principalmente en el hoy, sin demasiado tiempo para pensar en el mañana. Sin embargo, el desarrollo integral de las tecnologías digitales ya no es el futuro, es el presente. Por eso, su ritmo de adopción debe acelerarse.