Andres Costa

Minnovex: “Este nuevo escenario propicia la materialización de proyectos”

Andrés Costa, presidente de la asociación, resalta el efecto de las nuevas tecnologías en la eficiencia operacional, aunque advierte la necesidad de contar con el capital humano preparado para su implementación.

En la visión de Minnovex, la minería 4.0 conlleva una serie de beneficios para los indicadores de las empresas y también para la calidad de vida de sus trabajadores.

Sus implicancias en el sector minero involucran “hacer de esta actividad una más digital e inteligente, que logre una mayor eficiencia y productividad, permitiendo que gran parte de sus procesos sean automatizados y con ello disminuir las posibilidades de que las personas realicen actividades de riesgo, destinando las capacidades de estos a otras actividades valiosas para la minera”, señala Andrés Costa, presidente de la asociación.

El directivo considera que la introducción de las tecnologías 4.0 puede tener grandes implicancias en la minería, afectando positivamente en la disminución de costos y aumento de rentabilidad de las compañías. Además, enfatiza que “este nuevo escenario propicia la materialización de nuevos proyectos, que por sus bajas leyes o desafíos sociales y medioambientales actualmente no son factibles de ejecutar”.

Otro de los retos es lograr una efectiva interoperabilidad de equipos y sistemas.

A ello se suma el beneficio de “alejar a los trabajadores de zonas de mayor riesgo mediante la teleoperación y/o automatización, lo que más que una reducción del número de puestos de trabajo implica una transformación de las capacidades requeridas en la minería -puntualiza-. El Consejo de Competencias Mineras estima que a largo plazo el 80% de las competencias requeridas en minería consideran un cambio, sobre todo aquellas de carácter repetitivo”.

Vinculado con ese punto, Andrés Costa hace hincapié en el desafío de “contar con capital humano capacitado para llevar adelante y manejar esta transformación. En ese sentido, se torna necesario disminuir la brecha digital existente en los trabajadores, cuya edad promedio es 44 años, para que se sientan cómodos usando estas tecnologías”.

Otro de los retos es lograr una efectiva interoperabilidad de equipos y sistemas. “No disponer de estándares comunes dificulta el procesamiento y comunicación de los datos y, por ende, la operación de la faena”, advierte.

El presidente de Minnovex menciona que otro tema es la dificultad que tienen los proveedores para validar nuevas tecnologías, debido a los riesgos que conlleva esto para industria. “Por ello, valoramos que Corfo haya decidido apoyar la creación de un par de Centros de Validación de Tecnologías para la minería”, señala.

Finalmente menciona la necesidad de sumar a estos cambios tecnológicos a la pequeña y mediana minería, que en general tienen una enorme brecha respecto de la gran minería, debido fundamentalmente a que no disponen de capital humano preparado y en varios casos por falta de financiamiento que les permita la transformación.