Los retos de Yokogawa en su centenario

En el marco de su nueva filosofía: soluciones integrales, la multinacional de automatización aborda los desafíos de la industria, entre ellos, la optimización y gestión de datos y el surgimiento de las TICA.

En septiembre de este año la multinacional japonesa de automatización y control industrial, Yokogawa, cumplió 100 años en el mundo. Aunque en América Latina la historia de la compañía es más reciente (Brasil, su plaza más antigua, tiene 42 años) y en Chile recién abrió oficinas en 2007, la empresa ha logrado un fuerte posicionamiento.

El año pasado Yokogawa Chile recibió el reconocimiento “Mejor proveedor de 2013” de manos de GNL Quinteros, entre otras razones, gracias a un proyecto de mejoras de hardware y software al sistema de control distribuido del terminal de regasificación.

“En los últimos tres años la empresa en Chile ha experimentado un crecimiento sostenido”, explica Osvaldo Batista, gerente general de Yokogawa en el país. Entre las operaciones mineras con las que ha trabajado destacan Caserones (Lumina Copper), Sierra Gorda (KGHM), Escondida (BHP Billiton) y Codelco.

“En Sierra Gorda suministramos analizadores de gases y un sistema instrumentado de seguridad, algo que constituye un hito para una minera, pues en esta industria no está normalizada la necesidad de usar sistemas instrumentados de seguridad, excepto en las fundiciones”, asegura Gonzalo Márquez, gerente de Ingeniería y Operaciones de Yokogawa.

La empresa reconoce un sector minero más estrecho. “Enfrentaremos el mercado con nuestra línea de sistemas de control y de instrumentación, todo enmarcado en la nueva estrategia de la compañía: ofrecer soluciones integrales de acuerdo a las necesidades del cliente”, explica Batista.

Desde hace un tiempo, dice Gonzalo Márquez, se está produciendo un cambio de paradigma importante. La utilización de instrumentos, explica, es algo que la industria ha incorporado; los esfuerzos apuntan a tomar la información recolectada para optimizar y gestionar mejor las plantas. Las empresas de automatización vienen pensando en ese paradigma hace casi una década, dice, lo que ha derivado en el ‘Internet de las cosas’.

“Como empresa cada vez nos relacionamos más con la gente del área TICA (Tecnología de Información, Telecomunicaciones y Automatización) de las grandes mineras. Algunas empresas tienen el área de automatización y el de informática separadas y han creado unidades de gestión de sus datos que combinan ambos mundos”, asegura.